como calmar la mente

Cómo calmar la mente ansiosa: el poder del ahora

Cómo calmar una mente ansiosa o triste: descubre el poder del ahora.

Este post está basado en uno de los libros que más han cambiado mi vida: el poder del ahora.

El autor, Eckart Tolle sufrió una crisis existencial que le llevó a tal punto de sufrimiento y agobio que su mente se paró y fue ahí cuando empezó a escuchar su intuición, diciéndole que debía resistir y seguir con vida.

Este es el principio de una jornada de descubrimiento personal en la cual él empieza a sentir y a ver la vida de otra manera, sin la influencia de su mente.

A través de su jornada y experiencia podemos sacar muchas conclusiones y lecciones enriquecedoras.

Para mí, la principal lección de su libro es que enseña que tú tienes el poder de dejar de sufrir y que puedes encontrar la alegría natural de tu ser.

¿Quieres saber cómo hacerlo?

Cómo calmar la mente

1º Sabiendo que existe la mente y el ser

Nuestra mente incluye nuestros pensamientos, nuestra forma de pensar y todos los procesos cognitivos relacionados. Pero esto no es quien somos en realidad, en esencia. Eso es quien pensamos que somos. De hecho de nuestra mente, de nuestros recuerdos y pensamientos viene nuestro ego, nuestra personalidad.

Pero no somos sólo mente, aunque hayamos crecido creyendo que sí. “Pienso, luego existo”, ¿te acuerdas?

El origen de gran parte del sufrimiento humano es la identificación total con la mente. Crecemos y nos desarrollamos pensando que nosotros somos la mente y que la mente somos nosotros.

Y aunque la mente es una entidad creadora, la solemos utilizar para repetir patrones de pensamiento y preocupaciones. Cuando pensamos que sólo somos la mente y no la sabemos controlar, los pensamientos se suceden irrefrenablemente y normalmente su dirección es hacia pensamientos limitantes o saboteadores, alineados con su función de protección y supervivencia. También están condicionados por el pasado o por el futuro. En este caso la mente nos domina y no nosotros a ella, lo que nos lleva al sufrimiento porque pensamos que somos esos pensamientos repetitivos y preocupaciones. Además muchas veces estos se convierten en un hábito o un vicio, por lo que la mente puede ser muy destructiva.

Pero aparte de la mente hay algo más profundo dentro de ti, hay un ser que vibra, siente y se manifiesta sin la mente. Ese ser es tu esencia y se manifiesta a través de la consciencia y la presencia.

Y para sentirlo tienes que dejar de pensar que eres sólo mente.

2º  Sepárate de tu mente

Cuando nos sentimos identificados con la mente estamos espiritualmente desconectados y muchas veces nos atacamos a nosotros mismos.

Sin el ruido de la mente experimentamos paz y alegría de forma naturales, es la alegría del ser. Cuando la mente deja de dominar a la persona da paso y espacio al ser, a la esencia de la persona, a su verdad existencial. Y para que esto se proporcione se tiene que dar un proceso de desentificación con la mente.

No me interpretes mal, creo que en la mente y en el poder de la mente cuando la usamos a nuestro favor pero cuando creemos que sólo somos la mente caemos en una trampa de la misma.

Cuando hay una desentificación con la mente hay una separación. Permitimos abrir una brecha en nosotros, un espacio de silencio, serenidad y consciencia. Percibimos una identidad independiente de nosotros que podemos observar, analizar y cuestionar, si tan cierto es lo que dice, a la vez que nos acercamos al ser. Empezamos a observarla desde fuera, como un espectador. Y es cuando dejamos sitio para que se dé la “iluminación”, un estado de conexión con algo inmensurable, nuestra esencia interior, lo que solo es posible cuando la mente está serena.

como encontrar la alegria

Y si no se puede serenar es porque la mente nos está todavía utilizando.Resumiendo, ve la mente como algo separado de ti mismo y observa que pensamientos tiene desde fuera como un espectador, cuestiónala si quieres o solo escucha. Puedes hacerle el caso que quieras, depende de ti darle poder. La mente tiene mucho poder, para bien o para mal pero su uso solo depende de ti. Tú determinas qué pensamientos puedes creerte o no creerte y hacia donde los diriges.

Lecciones del libro el poder del ahora

La mejor forma de no identificarse con la mente es retirar el tiempo de la mente, estar aquí y ahora y eso es lo más precioso que tenemos porque todo lo demás es una ilusión, no existe, solo EXISTE EL AHORA.

El presente es un presente, un regalo.

Una de las mayores causas del sufrimiento humano viene de no estar presente, que es consecuencia de la no aceptación del momento. Negamos muchas veces el presente y por ello sufrimos.

Primero porque es algo que no podemos cambiar, el presente es el presente aquí y ahora lo que se está viviendo en este preciso momento, en este instante. Segundo porque tendemos a querer condicionarlo, compararlo o encajarlo con el pasado o el futuro.

La mente quiere controlar la situación a través del tiempo. Para vencerla tenemos que ver que todo lo que hay es EL AHORA, no hay nada más que eso.

Si vivimos algo que no es agradable, aunque esto es una apreciación subjetiva por parte de la mente, es algo que está pasando y no aceptarlo nos lleva al sufrimiento. Pero también hay que tomar consciencia del sufrimiento para observarlo, sin dejarse dominar por él, para saber que está y para ver por qué sigue dentro de nosotros, descubriendo que muchas veces es alentado por pensamientos recurrentes del pasado o por pensar demasiado en el dolor.

Y habrá resistencia y un determinado apego e incluso miedo cuando lo deseamos quitar, porque el sufrimiento se alimenta de sí mismo.

El miedo es una respuesta emocional del ego a las constantes amenazas. El ego resulta de la identificación con la mente. El ego se siente siempre inseguro y bajo amenaza. Desea estar súper seguro y tener más y más y complacerse siempre, un vacío que nunca se llena y que lleva a la persona a sufrir emocionalmente.

¡Pero el sufrimiento no puede estar en el ahora! No puede permanecer en nosotros si vivimos en el ahora.

Necesita la dimensión del tiempo y cuando conseguimos retirar el tiempo de la mente, estamos presentes. Las personas iluminadas tienen el foco en el ahora, aunque tienen una percepción relativa del tiempo.

No es posible estar infeliz y completamente presente en el ahora. Y para estar presentes hay que romper con el patrón de negación y resistencia al presente. Hay que parar la mente poniendo toda nuestra atención en el momento. Porque si no, la mente siempre va a encontrar problemas, que son ilusiones con una dimensión el tiempo, ¿por qué ahora qué problema hay? Es difícil tener siempre problemas en el ahora. Pero cuando no vivimos en el presente traemos el problema del pasado y lo proyectamos en el futuro y cargamos todo el camino con él sobre nuestras espaldas.

Cuando vivimos en el ahora experimentamos una alegría y levedad con lo que estamos haciendo, ya que no estamos cargando ni con el pasado ni con las expectativas de futuro.

ser feliz

Como los niños. Los niños no viven en el pasado o en el futuro pero si en el presente.

No es tan importante lo que estamos haciendo pero si el cómo. Porque no podemos aceptar el presente y resistirnos a la vez, porque entonces experimentamos infelicidad y lucha. Si toda nuestra atención está en el ahora experimentamos felicidad, alegría y paz.

Podemos hacerlo teniendo en cuenta cosas externas pero sin expectativas de que es eso lo que nos hará felices, sintiéndonos felices y completos por nuestra presencia plena en el momento.

Para sentirnos felices tenemos que aceptar lo que es, el ahora, no resistirnos al momento. Dejar de negar el ahora es la mejor forma de disolver la infelicidad. Estar a lo que se está sin conflicto interior, resistencia o batalla interna.

Nuestro propósito interno es tener consciencia del momento presente, disolviendo el pasado y el futuro mientras que el externo es qué hacemos con esa presencia.

Resumidamente, cuando acallamos nuestra mente y nos centramos en el ahora y lo aceptamos tal y como es, disolvemos el sufrimiento y la infelicidad y permitimos que se muestre el ser y que surjan las emociones de alegría, paz y felicidad.

Todo se basa en la presencia, en la consciencia y en el foco del momento.

Este libro me parece importantísimo para entender la mente y el origen del sufrimiento, aunque personalmente también pienso que la mayoría no podemos estar siempre presentes y tampoco abandonar totalmente nuestro pasado o futuro. Podemos aprender con el pasado y tener una visión de futuro que nos vaya guiando en el presente y también usar el poder creador de la mente a nuestro favor.

Pero sin duda que leyéndolo te darás cuenta de que si quieres puedes experimentar la alegría y la levedad del ahora, cuando retiras el tiempo de tu mente y aceptas el presente, cuando te entregas totalmente a este instante. Es algo pude comprobar por mi misma en uno de los momentos más díficiles que tuve en mi vida y me tranquilizó mucho, me enseño cómo encontrar la alegría y la paz que ya tenía en mi, por lo que sin duda te recomiendo leerlo.

Además, si te gustaría saber cómo despejar tu mente y ser más consciente te propongo leer este post  y practicar con los ejercicios de esta fantástica guía.

¿Y tú que piensas? Te ha servido este post? ¿Te ayuda a entenderte? ¿Qué opinas del ahora?

Suscríbete y rompe con tus pensamientos limitantes

10 pensamientos limitantes: Cómo cambiarlos y cómo pensar mejor de uno mismo

Comentarios

  1. Hola Pamela,

    Gracias por compartir información tan importante. El año pasado me leí El poder del Ahora y después de crear 3 artículos sobre ello, todavía he encontrado muy interesante y complementario tu post.
    ¡Se nota que sabes de lo que hablas!
    Para mí este libro fue un gran cambio en mi forma de mirar al pasado y, sobre todo, al futuro (no suponer ni preocuparme tanto).
    Un abrazo,
    Miguel Ángel

    1. Pamela

      Hola Miguel Ángel,

      ¡Gracias a ti por comentar y aportar! Pues sí que también te ha gustado 🙂 Me encantaría que compartieras aquí los enlaces de tus posts para que todos podamos leerlos.
      En mi caso es un libro que me cambió la forma de pensar y que me permitió descubrir a mi ser de una manera más intensa y,con ello, también soltar lastre del pasado y ansia por el futuro o por estar en todas partes, ya ves casi nada 🙂
      Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar!
      Un abrazo!

      Pamela

  2. Hola Pamela!
    El Poder del Ahora es uno de mis libros favoritos… me lo he leído como 3 veces y siempre me muestra cosas nuevas.
    Me gusta mucho el enfoque que le das, haces que sea muy fácil acceder a la información importante, aquella que te da el cambio de perspectiva.
    ¡Felicidades!

    Un abrazo hondo,
    Alba.

    1. Pamela

      Hola Alba!
      Yo igual 🙂
      Muchas gracias! He procurado resumir, coger las ideas más importantes y escribrirlas de forma sencilla para las personas que nunca lo han leído y para las que queremos recordar sus lecciones esenciales y sus enormes beneficios para el cuerpo, ser y mente 😉
      Gracias por pasarte por aquí!
      Un fuerte abrazo!

Añadir comentario