como calmar la mente

Cómo calmar la mente y eliminar pensamientos negativos

¡Hoy es el cumple del blog! 🙂

Muchas gracias por acompañarme hasta aquí y para agradecértelo he decidido hacer un post con una de las preguntas más frecuentes:

¿Cómo calmar la mente y eliminar los pensamientos negativos?

Tu calidad de vida depende directamente de la calidad de tus pensamientos y de tu diálogo interno, por ello responder a esta pregunta me parece fundamental para tu bienestar ♥

Empezamos con los dos pasos para calmar la mente.

Pasos para calmar la mente

El primer paso es ser consciente de que estamos teniendo esos pensamientos. Porque hay veces que son tan subconscientes que ni siquiera nos damos cuenta de que tenemos esa voz tan negativa en nuestra mente.

Ese fue mi caso. Antes de darme cuenta de mi diálogo mental yo era una persona aparentemente y generalmente positiva pero me hablaba muy mal.

Era muy exigente, crítica y no me permitía fallar, por lo que si algo no salía bien era muy dura conmigo misma. Y no era consciente, pensaba que era algo normal, no “escuchaba” realmente lo que me decía, ni me enteraba de lo que estaba haciendo conmigo misma.

El segundo paso es pasar a la acción para transformarlos en otros tipos de pensamientos o realizar alguna técnica o actividad que te ayuden a gestionarlo.

Es decir tienes que poner de tu parte, investigar y practicar, ponerlo incluso como un objetivo. Ser parte activa del cambio porque por si solos en la mayoría de los casos no se van a ir.

Pues bien, teniendo esto en cuenta te propongo algunas técnicas para calmar la mente.

Técnicas para calmar la mente

Calmar la mente con la meditación

Lo que te aconsejo sin ninguna duda para calmar tu mente o cambiar tu tipo de pensamientos es la práctica de la meditación.

Sé que para quien no lo practica parece una tontería o una pérdida de tiempo o una actividad incluso aburrida.

Pero la meditación es LA PRÁCTICA que saca lo mejor de ti mismo.

Con la meditación puedes lograr cosas increíbles como paz interior, un sueño reparador, poder dirigir tu mente, tener foco mental y físico.

Los beneficios son inmensos y es una de las mejores formas de tranquilizar el cuerpo y la mente.

Para mí, es además una forma de conectar con tu esencia, con tu alma de sentir algo más allá del mundo físico.

Cuando meditas empiezas a tomar más consciencia de tu cuerpo y de tus pensamientos.

Tomar consciencia

Si tienes un poco más de consciencia, empiezas a ser capaz de ver los pensamientos desde fuera, desde otra perspectiva y puedes empezar a dirigirlos a otra dirección.

Es decir eres capaz de percibir mejor cuando te hablas mal a ti mismo, por ejemplo. En ese caso se trata de dirigir el pensamiento a uno más amable como “no tengo que ser tan duro conmigo mismo”, “seré más amable conmigo misma”.

Además, es normal tener pensamientos repetitivos y negativos. Estamos “programados” y nuestra programación está basada en el miedo. Me apuesto a que llevas algunos años con el mismo tipo de diálogo. Así que es normal, ya tendrás tiempo de cambiarlo. Empieza a poner de tu parte pero date permiso y trátate con cariño.

O si estás muy agobiado aprende a tranquilizarte. Puedes probar con palabras como “no pasa nada”, “mañana lo volveré a intentar”, “esto también pasará” etc.

Esto combinado con algunas respiraciones profundas funciona muy bien.

Dirigir el pensamiento

También te podrá servir el filtro que te comento en la guía de los pensamientos.

Pasa ese pensamiento por tus valores. Es decir, en mi caso el amor. Cuando estoy teniendo algunos pensamientos menos agradables recuerdo que el amor es mi valor y reconecto con él. Para mí, es como un filtro que transforma mis pensamientos. Un filtro desde el que vivo aunque hay veces que a mi mente se le olvida 😛 pero ahí estoy yo para recordárselo.

Aprovecha esta técnica y ponte un filtro en positivo. La vida no siempre es toda color de rosa ni siempre estamos flotando en las nubes pero ver la vida en positivo te ayudará a cambiar y mucho tus pensamientos.

De casi todas las cosas que te pasan estoy segura de que puedes aprender, tomar consciencia o sacar una parte positiva. Pregúntate:

-¿Qué puedo aprender de esto?

-¿Qué ventajas tiene esta situación?

-¿Cómo me ha cambiado?

Todo depende de la interpretación que le des tú, por lo que puedes elegir si lo ves con tu filtro negativo o positivo.

Técnicas prácticas para calmar la mente

Si tú no eres mucho de meditar y necesitas algo más práctico y rápido esto es para ti.

Quitar importancia al pensamiento

En este caso lo que hacemos es pasar del pensamiento. Cuando empieces a ver el pensamiento como lo que es, tan solo un pensamiento, podrás quitarle importancia. Los pensamientos y la mentalidad son la base de nuestra actitud y de nuestra vida. Por ello, debes elegir y poner atención a los pensamientos que te empoderan, te ayudan o te hacen sentir bien.

Tenemos cerca de 70.000 pensamientos diarios y la mayoría son negativos, ¿Te imaginas si diéramos importancia a cada uno de ellos? Nos volveríamos locos, por lo que como ves hay pensamientos a los que no le damos la mayor importancia. Intenta hacer lo mismo con esos pensamientos. No te preocupes. Vienen y se irán. Repite “tan solo es un pensamiento, no pasa nada.”

Busca las palabras más adecuadas para ti, unas que te creas y te hagan sentir bien.

Cambio corporal

Otra cosa que te puede ayudar es un cambio corporal. Sonríe, baila, diviértete, haz estiramientos. Le estarás mandando mensajes positivos a tu mente que se adaptará a los mismos.

Si no me crees intenta contar tus penas o decir en alto estos pensamientos bailando o sonriendo, ¡es bastante complicado! Acabarás por seguir tu cuerpo 😉

calmar la mente de forma practica

Un cambio en el lenguaje también es muy positivo y ayuda a cuestionar ese pensamiento.

Por ejemplo:

-“No lo voy a conseguir “

Prueba a cambiarlo por algo más tranquilizador y no tan duro, como por ejemplo:

-“Si no lo consigo, no pasa nada”

-“Voy a intentarlo”

-“Si no lo consigo ahora, lo puedo conseguir en otro momento“

Se trata de verlo desde otra perspectiva y hablarte de otra forma.

Actividades Mindfulness para calmar la mente

También puedes combinarlo con actividades Mindfulness o hacer estas por separado, ya que para algunas personas es más complicado volcar la atención en el pensamiento, para volcar tu atención fuera y así calmar la mente.

Estas actividades son ideales para practicar la atención plena, una forma de meditación que relaja y despeja mucho la mente. La mayoría te lo proporciona de forma automática y te ayudan a estar aquí y ahora.

A mí me funciona muy bien con el deporte, aunque la escritura libre y las manualidades también soy muy buenas actividades.

Prueba a escribir todo eso que te agobia sin parar y sin juzgarte en un folio o un cuaderno, ¡es muy liberador!

Por ello, muchas veces también es útil hablar con alguien ya que ayuda a desenredar el ovillo de la mente, a ver esos pensamientos de otra manera y a obtener otra perspectiva.

Pero si aun así piensas demasiado, prueba a entregarte con detalle a lo que estás haciendo. Es decir percibir todos los colores, sabores, texturas, sonidos por ejemplo al comer.

Percibir todo lo que está a tú alrededor si te das un paseo: escuchar el sonido del viento, el murmullo de la gente, percibir si viene alguien, sentir el olor en el aire etc.

Si estás atento a lo que pasa podrás centrar tu mente y dirigir tu atención.

Estas técnicas se basan en técnicas de Coaching y PNL pero también en mi propia experiencia personal y por ello te las presento de una forma muy práctica pero puede que no sean válidas para todo el mundo, cada uno debe probar y pedir ayuda profesional si la necesita.

¿Y sabes por qué es tan importante calmar la mente y cambiar los pensamientos?

Recuerda que todo lo que tienes dentro lo crearás fuera. Todo lo que tienes fuera viene de dentro.

El mundo es un reflejo de tu interior y de tus pensamientos así que debes cuidar muy bien de los mismos porque estás creando tu realidad a cada instante.

Si tu vida fuera representada por un jardín, los pensamientos son las semillas de tus plantas. Como no le eches una buena semilla o eches semillas podridas esas plantas jamás crecerán.

Puedes hacer muchos cursos, puedes cambiar de casa, de país, de pareja, de trabajo y de amigos pero si no cambias tu mentalidad te será muy complicado hacer cambios de verdad en tu vida.

Los verdaderos cambios empiezan cuando cambias tus pensamientos y tu mentalidad.

Si te gustaría saber cómo usar tu mente para dirigir tu destino, salir de tu zona de confort y realizar los cambios que deseas apúntate a la lista de Mágicamente, el curso que te ayudará a cambiar tu mentalidad.Podrás acceder a material gratuito, participar en el curso y acceder a un precio especial. Nos vemos dentro 😉

Espero que te haya gustado el post, compártelo si crees que le puede servir a alguien más. ¡Muchas gracias por estar ahí!

5/5 (1)

¿Te he ayudado?

Cambia tu estado emocional y descubre el secreto para seguir tu sueño

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Añadir comentario