¿Cómo dominar tu mente y así alcanzar tus objetivos?

Spread the love

¿Nadie te ha dicho que todo está en tu mente?

Probablemente sí. Si nunca lo han hecho, aprovecho para hacerlo yo 😉

Verás muchas veces en nuestra vida nos dejamos dominar por las cosas que imagina nuestra mente cuando en realidad debería ser todo lo opuesto.

Nosotros deberíamos dominarla a ella.

Cuando no lo hacemos, es lógico que nos cueste mucho más tener éxito en nuestra vida o poder mejorar en cualquier aspecto de ella.

Por ende, es muy importante que prestes atención a esto y decidas finalmente dominar tu mente.

Aquí quiero compartirte 6 consejos que me cambiaron totalmente e hicieron que mi mente dejara de controlarme.

  1. A veces lo que hace falta es un empujón

Dominar nuestra mente suele comenzar por conseguir salir de esa zona en la que nos encontramos reprimidos por ella.

Con esto quiero decir que nuestro estado mental muchas veces nos deja en una zona de confort.

Esto puede no sonar tan malo, pero en realidad evita que deseemos hacer otras cosas.

Dicho esto, es lógico que tu mente es la que te domina a ti, no tú a ella.

Para empezar a cambiar eso a veces sólo se necesita un pequeño empujón.

No tienes que esperar que alguien más te de esos ánimos, muchas veces puedes simplemente dártelo tú mismo.

Si bien tu mente no te está ayudando mucho, siempre tienes tu voluntad y las ganas de poder hacer todo lo que quieres.

Utiliza todo lo que te está gritando que dejes de esperar para poner tus manos en tu propia espalda.

Tú mismo puedes darte tu empujoncito cuando hagas esto.

Además, te sentirás más libre que nunca una vez que des el primer paso.

  1. Mejora tu concentración

Somos distraídos, creo que es algo prácticamente genético de cualquier ser humano.

Es justamente por esto que muchas veces no conseguimos nuestros objetivos, porque nunca nos enfocamos lo suficiente.

No te sientas mal con ello.

El no poder concentrarte muchas veces es algo bastante normal y que en varias ocasiones depende de las circunstancias.

Dicho esto, eso no significa que no puedas mejorarla 😉

Va a ser una tarea difícil, pero el dominar tu mente depende mucho de este aspecto y si consigues conquistarlo, estarás dando un paso enorme.

Una de las cosas que suelo hacer muchísimo para mejorar mi concentración es pensar constantemente en lo que quiero lograr.

Quizás no en el objetivo como tal, pero intento repetirme varias veces algo relacionado a ello.

Esto hace que “engañe” un poco a mi mente y la haga pensar en aquello que quiero y no en algo sin importancia.

Puedes practicar esto varias veces al día y verás cómo vas mejorando.

Si quieres trabajar aún más en tu concentración, te invito a leer este artículo que he escrito con algunos trucos para mejorarla.

  1. Piensa en aquello que te motiva

Aunque suene difícil, siempre hay algo que nos motiva a alcanzar nuestros objetivos.

En general, siempre debes mantenerte motivado si quieres crecer e incluso ser feliz.

Por supuesto, para alcanzar tus objetivos no es la excepción.

Como ya te he dicho anteriormente, nuestra mente nos da muy malas jugadas que hacen que no queramos seguir adelante.

Al pensar en algo que te motive podrás controlar esos pensamientos negativos que suelen ser una causa principal por la que tu mente juega contigo todo el tiempo.

Así que otro secreto para tú dominarla a ella es siempre enfocarte en aquello que te motiva diariamente, por más pequeño o insignificante que sea.

Todo este proceso de pensar en algo motivador te ayudará a tener más pensamientos positivos.

Recuerda que la mente es un conjunto, mientras mejor te encuentres de salud en ese aspecto y más positivo seas, más la estarás dominando.

Si quieres pensar en positivo y dejar la negatividad atrás, te recomiendo leer este artículo donde hablo más a fondo sobre ello.

  1. No saques conclusiones precipitadas

A veces nos detenemos a pensar demasiado en lo que puede pasar respecto a algo.

En otras ocasiones, sacamos conclusiones precipitadas sobre una situación o sobre alguien en específico.

Si dejaras de hacer esto, no tienes idea de cuánto peso te quitarías de encima.

Para empezar, dejarías de asumir que te irá mal en algo cuando ni siquiera lo has intentando.

O quizás dejarías de pensar en que no le agradas a alguien cuando no ha hecho nada para demostrártelo y mucho menos te lo ha dicho.

Nos hacemos un montón de historias, ideas y cuentos en nuestra mente, que no nos damos cuenta que estamos justo donde nos quiere.

Deja de ser un esclavo y comienza a controlarla.

Sólo detente unos minutos a evaluar hechos, pensar con más raciocinio y emite todos los juicios.

Pon en duda los pensamientos que estás teniendo por puras suposiciones y verás que vas descartando ideas equivocadas.

  1. Nada es tan malo como parece

Siguiendo un poco la idea de arriba, siempre creemos que algo es peor de lo que realmente es.

Estoy segura que en algún momento has pensado que algo en lugar de sólo ser “malo” es simplemente “catastrófico”.

No sé cuántas veces yo me he imaginado o visto cosas que no son y al final resultan ser hasta buenas.

No exageres las cosas y tampoco te boicotees en el proceso.

Tampoco dejes que las cosas malas del momento definan las del futuro. Para empezar, esto sólo depende de ti.

Si te fue mal en algo ahora, entonces sólo debes ir superándote.

Pero con una mentalidad donde tu mente es un caos y sólo te tumba al suelo, nunca conseguirás esto.

Así que dile adiós a ese extremismo y verás que hay más razones para sonreír y pensar positivo.

  1. Busca un momento de silencio

Muchas veces nos gustaría dejar de pensar, poner nuestra mente en blanco y es que, a veces simplemente nuestra mente no quiere callarse.

Sé que suena un poco brusco decirlo así, pero ¿nunca te has hartado de pensar mucho?

A mí me ha pasado bastante seguido y durante mi proceso de dominarla me di cuenta de algo importante: en realidad es bueno descansarla.

Con esto quiero decir que tener un momento de silencio al día siempre es bueno para ti y tu salud.

A veces lo que necesitamos es simplemente dejar de escuchar pensamientos innecesarios y que nos agotan con cada minuto que pasa.

Así que este consejo es básicamente que descanses tu mente de todo, no dejes que te siga atormentando.

Puedes hacer esto durmiendo o intentando concentrarte en algo más además de tus pensamientos.

Lo importante es que hagas actividades o acciones que apaguen el interruptor de tu mente al menos por unos minutos.

Si necesitas ayuda para hacer esto, Eduardo Llamazares tiene un vídeo-curso increíble que me ayudó a silenciarla durante al menos un par de minutos y comenzar a dominarla sin problemas, el curso es Descansa tu mente:

 

Como puedes ver, nuestra mente es un gran obstáculo.

De hecho, siempre he creído de forma ferviente, que nosotros mismos somos los que nos frenamos al intentar lograr una meta u objetivo.

¿A quién engaño? En realidad, nos frenamos casi siempre.

Por eso es importante entrenar nuestra mente, aprender a dominarla para que siempre esté a nuestro favor.

Esto no será un proceso fácil, pero no es imposible, comienza por pensar en que sí puedes.

Con los consejos de arriba estoy segura que lo irás consiguiendo de a poco.

Si necesitas más ayuda o te gustaría aprender más sobre cómo dominarla y dejar de ser su prisioner@, te recomiendo unirte a Mágicamente.

¿Te ha servido el post? No olvides ayudarnos con tu puntuación y dejándonos un comentario si conoces otra forma de dominar la mente 🧠

 

Andres de gananci¡Hola! Mi nombre es María. Soy amante de la literatura y me encanta escribir para compartir todas mis experiencias y ayudar a personas como tú con su desarrollo personal y también, a generar más ingresos. ¿Te animas? 😉

Perfil de Instagram

Sin puntuación.

¿Te he ayudado?

Cambia tu estado emocional y descubre el secreto para seguir tu sueño

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Añadir comentario