no estresarse en fiestas

Cómo no estresarse en fiestas: 5 pasos para acabar con el estrés

La temporada de fiestas es preciosa,  todo está iluminado y es acogedor, se acercan unos días de celebraciones y momentos perfectos de amor, paz y felicidad con la familia y con los amigos.

¡Un momento!… ¿he dicho perfectos?

Si hay momentos perfectos llenos de plenitud y felicidad, pero hay otros, confieso al menos por mi parte, que son caóticos, estresantes y que generan ansiedad.

Comprar los regalos, hacer la comida, preparar toda la parafernalia, hacer malabares con el trabajo para llegar a todo…¿Te suena?

¿Te gustaría saber cómo relajarte y no estar pendiente de todo? Alguno de los pasos parece algo extremo pero funciona, créeme, en fiestas y en días normales.

Además te desvelo algunos trucos para no estresarte en tu día a día normal.

Pues toma asiento, allá vamos:

Cómo no estresarse en fiestas

Entonces, ¿Qué podemos hacer para aliviar y suavizar este estrés tan común en estas fiestas?

1.DECIRLE ADIÓS A LA PERFECCIÓN

Pues si no llegas a tiempo, no has comprado ese regalo, no te has cogido ese vestido tan chulo no pasa nada, permítete ser imperfecto.

De verdad, baja tus expectativas, no quieras ser el mejor en todo, el mejor vestido, el que ha acertado en todos los regalos y que tiene la casa y la comida perfecta.

SI puedes creerte que no hay nada de malo por no ser perfecto ni tenerlo todo a punto te puedes quitar mucho estrés de encima y disfrutar más también.

Disfruta de un poquito del caos.

2.NO TRATAR DE AGRADAR A LOS DEMÁS DE FORMA EXAGERADA

En días como estos lo normal es que intentemos agradar a los demás porque queremos que se sientan bien pero no hay que pasarse, principalmente te lo diría por los regalos y las apariencias.

Si no has tenido tiempo de comprar un regalo no te agobies, tienes tiempo de dárselo a la persona, el mundo no se acaba, y si no has encontrado el regalo perfecto lo mismo, no pasa nada sólo es un objeto. El regalo no dice cuánto le quieres, es un símbolo sí, pero tu actitud el resto de los días del año es mucho más importante.

Intentamos agradar a los demás por el aspecto de la casa, de la mesa, del árbol, en el fondo todo busca un impacto, una emoción, pero perdemos a veces tanto tiempo y esfuerzo en esto que cuando llegan los invitados ya estamos un poco cansados y claro a la más mínima hay roce 😉 normal había un ritual exagerado de agradamiento ( si esta palabra existe ) por detrás.

Menos apariencia y más trato por favor. La apariencia te estresa, el trato te hace pasar al paso siguiente.

3.ENTRENAR LA PACIENCIA

Prepara tu paciencia, sopla y resopla un poquito por favor. Es normal que haya roces con la familia o con los amigos, pero cuida las formas y acuérdate de que los que más necesitan amor son los más difíciles de amar.

Algo que he aprendido e integrado hace poco y que una buena amiga me recordó (¡gracias¡) de una forma inesperada.

Las personas que a veces te sacan de quicio son las que más amor necesitan.

Ten un poco de paciencia con tus familiares y amigos, al fin y al cabo no todos los días tenéis la oportunidad de estar juntos. ¡Disfrútala!

4.COMPRAR CON CABEZA

¿De verdad necesitas todos esos caros regalos para demonstrar amor, cariño o para que te abalen? No te olvides que la Navidad también está marcada por el consumismo.

¿Analiza si de verdad necesitas impresionar a esas personas o si esa es la forma de decirles te quiero, no puede ser de otra manera? ¿No hay otra forma más humana de decirlo?

Sé que muchos ya hemos puesto expectativas de regalos en la cabeza pero puedes siempre quitarlas o cambiarlas.

Ojo con esto no digo que no ofrezcamos un detalle a las personas queridas o que no pongamos nuestro corazón en buscar algo que sabemos que le va a hacer ilusión,pero sólo quiero que reflexiones un poco acerca de los regalos exagerados y cuál es el motivo que hay detrás de ellos.

Para comprar de una forma más tranquila, evita colas, empujones y estrés, comprando en el comercio local. Supongo que la mayoría de nosotros compramos en grandes almacenes pero con una parte que compremos al comercio local estaremos ayudando y apoyando al pequeño comerciante y a nosotros mismos, ya que nos ahorraremos bastante estrés.

5.PLANIFICAR Y SIMPLIFICAR

El mejor truco para no agobiarte es planificar las cosas. Planifica un poco lo que tienes que hacer y distribúyelo por los días anteriores a la Navidad, lo ideal sería que lo hicieras incluso antes de haber escrito este post 😁

Y simplifica, pues si no hay un ingrediente ponle otro, si falta un regalo no pasa nada hazlo con lo que tengas más a mano…haz lo mejor con lo que tengas.

Sé creativo, eso hace con que puedas utilizar los recursos que tienes sin agobiarte por los que no tienes.

HAZ LO MEJOR PARA TI Y DISFRUTA

Estos son sólo ideas que me sirven y que creo que te pueden servir a ti. Pero el mejor consejo que te puedo dar es que hagas lo que consideres mejor para ti.

Cada uno vive las cosas de una forma distinta, lo único que te digo es que pienses en ti. Y si te compensa estresarte en fiestas por determinadas cosas.

¡Y no te olvides disfrutar! ¿Pero bueno creo que esa parte no se nos olvida verdad?

Y ¡tachán! tengo un truco bonus: cómo no estresar el interior…de tu barriga 😉

Cómo no engordar…demasiado y evitar las malas digestiones

Venga ya, todos sabemos que vamos a engordar y hemos dicho que nos íbamos a quitar la perfección de encima pero en este post puedes encontrar algunos trucos muy buenos y divertidos para reírte un rato o para no engordar tanto, por si acaso eso es algo que te estresa 😉

También puedes probar a practicar una alimentación consciente.

Y por último aquí tienes algunos trucos para el día a día:

TRUCOS SENCILLOS PARA NO ESTRESARTE EN TU DIA A DIA

-Practica la asertividad

Prueba a decir lo que piensas de la forma adecuada, cuidando las formas y sin alterarte. Di no cuando lo sientes.

-Encuentra tiempo para ti mismo

Te ayuda a desconectar de todo, a situarte a ti en primer lugar y te recarga las pilas. Aprovecha algunos momentos para trabajar en tu desarrollo personal, te sentirás mejor para afrontar los desafíos del día a día.

-Pide ayuda

¿Si crees que tienes mucho trabajo por qué no pides ayuda? Seguro que hay gente a tu alrededor que está encantado de echarte una mano

-Haz actividades relajantes

Puede ser meditar, dar un paseo en contacto con la naturaleza, darte un masaje o ver la tele, incluso, lo más importante es que te relajes.

-Valora lo que tienes

Inmediatamente verás todo de otra manera. Si te gustaría inspirarte para hacerlo te invito a leer mi guía gratuita.

Y eso es todo, espero que te haya servido y que puedas disfrutar estas navidades con mucha paz, principalmente interior.

Si crees que le sirve a alguien más compártelo 😉 ¡Gracias y que pases unas felices fiestas!

Suscríbete y recibirás la Búsqueda del Tesoro

Una guía diferente para atraer lo que quieres y conectar con tu brújula interior

Añadir comentario