historia de superacion

Mi historia de superación y una revelación

Hola amig@. Esta vez quiero compartir un post muy especial para mí, un post diferente, en el que hago balance del año que pasó y en el que te cuento cómo me he superado a mí misma: mi historia de superación.

Este es el tipo de cosas que solo suelo compartir con los suscriptores, pero he decidido hacer una excepción, ya que me salió del alma escribirlo y creo que te puede servir a ti.

En él te contaré una revelación: lo que he descubierto de mi misma que me permitió cambiar muchísimas cosas en poco tiempo, en este año de 2017.

Tiene que ver con la mente y es algo que lo puede cambiar todo.

Así que toma asiento, porque bien estés pasando por un mal momento o quieras hacer un cambio en tu vida te puede servir. ¡Allá vamos!

Mi historia de superación

La oscuridad

Empecé bien el año 2017 pero a medida que los días pasaban la tristeza y la angustia se apoderaban de mí y no lo podía impedir… llevaba tiempo sin respuestas, arrastrando situaciones. Cuando el dolor era tan grande que casi deriva en una gran crisis existencial por fin decidí hacerle caso a mi intuición, esa vocecita de fondo que casi no podía oír pero que me decía que necesitaba estar físicamente sola, necesitaba dejar de escuchar a todo el mundo.

Y mucho tiempo después de que apareciera (es increíble cómo podemos actuar en contra de nosotros tanto tiempo cuando el dolor no es suficientemente fuerte) decidí hacerle caso.

Y fue muy duro, lo pasé muy mal la verdad porque, aunque necesitaba la soledad seguía con mis amigas tristeza y angustia y llegué a rozar la depresión varias veces.

historia de superacion tristeza

Esto no era algo de este año, arrastraba dolor y  estaba confundida desde hacía tiempo, por supuesto algunas cosas también han pasado para que así me sintiera.

Y lo único que sentía que podía hacer era investigar qué es lo que me pasaba y buscar respuestas. Y me dedique a la introspección y a la lectura ya que siempre me ha ayudado, aunque no fue nada agradable enfrentarme a mí misma y ver todas mis sombras en uno de mis peores momentos.

Pero por fin, descubrí las respuestas que yo necesitaba, y ¡vaya! si las descubrí.

Una revelación

El principal descubrimiento que hice es que yo era fruto de una programación mental que, por supuesto, no era la más adecuada.

Aunque pueda parecer una tontería, para mí es algo que lo cambió todo. Descubrir que no me pasaba nada malo pero estaba simplemente viviendo una programación mental que además ni tan siquiera era totalmente mía. Mucho eran creencias y pensamientos que me habían sido inculcados.

Descubrir esto lo cambió todo porque la toma de consciencia fue muy fuerte y me di cuenta de que tenía muchísimo poder para cambiarlo.

Y por ello ahora cuando alguien habla conmigo puedo identificar muy bien qué tipo de programación tiene, principalmente, si está asociada al sufrimiento o a la baja autoestima porque yo las he vivido y las he diseccionado.

Por ello creo que la mente es clave para el bienestar y por ello creo tanto en su poder porque cuando sabes cómo funciona lo puedes cambiar todo.

Y si no sabes cómo funciona de verdad te puede jugar una muy mala pasada, resumidamente puedes estar viviendo una vida que no es tuya y hacerte sentir muy mal e infeliz.

Aunque me considero una persona positiva y mentalmente fuerte con todo y con eso, la mente me jugó una mala pasada y por eso creo tanto en lo que escribo.

Más adelante te desvelaré que programación específica tenía, como me hacía actuar, que atraía y principalmente como la he cambiado.

La luz

El primer paso que di fue dejar de fumar y fue casi instantáneo. Lo mejor de todo es que no he vuelto a mirar atrás, no ha habido un día que me haya dado pena o que echara de menos el cigarro como me ha pasado otra vez, ¡no! me siento totalmente ¡LIBRE!

historia de superacion

El segundo paso que di fue buscar ayuda. No sé muy bien si la he buscado o si se me ha aparecido. Dentro de mi cabeza más que nunca resonó la frase: cuando el alumno está preparado el maestro aparece, y eso fue lo que me pasó a mí.

Mi proceso de coaching

Y fue precisamente en ese momento cuando encontré a un ángel, a mi gran maestra, María Mikhailova, que apareció cuando más la necesitaba. Para mí es todo eso y más porque me ha ayudado a transformar mi vida desde su esencia. He sentido que nuestras almas han conectado y, la verdad es que no sé cómo describirlo mejor, pero dime si eso no suena a algo mágico e increíble.

Sí que creo en que un proceso de coaching bien hecho y con la persona adecuada a veces parece magia.

La toma de consciencia está genial y de verdad creo que es el primer paso para cualquier gran cambio. Pero necesitaba más claridad para actuar, llevaba confundida mucho tiempo.

Por ello creo en los coaches y en lo que hago, porque a mí me ha transformado y me ha permitido darme cuenta de muchas cosas. Cuando estás completamente solo hay cosas que no puedes ver, el coach permite ampliar tu perspectiva, ver más allá e identificar qué es lo que te limita.

El coach te ayuda a ver las respuestas que ya tienes dentro de ti pero que están ocultas, que todavía no han visto la luz y que probablemente no verán porque sencillamente no las puedes ver por ti mismo y te da claridad, la claridad que necesitas para actuar.

Puede que lleves tiempo con una programación mental arraigada como yo o que no creas en ti o que nunca hayas investigado esa parte de ti mismo, pocas personas se dedican a indagar en sí mismos. O que ni siquiera sepas que es eso de la programación mental y que no sepas que tu subconsciente dirige tu vida.

Pasando a la acción

Así que, después de obtener la claridad que necesitaba con María he dedicado casi todo el tiempo libre de mi verano a trabajar con ahínco en mi blog, fruto de algo que siempre he hecho y que me encanta hacer que es ayudar a los demás. Pero por primera vez, sentí que también  me estaba (y estoy) ayudando fuertemente a mí misma.

Por primera vez también, me he cogido unos días de vacaciones sola. Me he escapado a los Picos de Europa y para mí, fue una experiencia increíble de conexión conmigo misma. Aunque al final no he estado totalmente sola ya que los chicos de Sup Dreamers  y de Picos Extreme  han animado algunos de mis días 😉 (son buenísimos, si vais por allí, ¡los tenéis que conocer!).

Lo que aprendí con el blog

En Septiembre me tocaba lanzar el blog y estaba un poco acojonada para serte sincera. Tenía algún miedo a mostrarme (ya que poca gente me conocía realmente porque solía guardármelo todo para mí misma) y supongo que también alguno a las críticas o a no gustar pero entendí que esto no me podía frenar jamás en mi vida. La vida es demasiado corta para ello.

Entendí que haga lo que haga, voy a ser criticada para bien o para mal y que no puedo depender de nada externo ni estar a expensas de lo que piensan los demás, no quiero ser una marioneta.

Encontré una frase que lo resume muy bien todo y que siempre tengo muy presente: no dejes que las críticas te vayan al corazón y que los cumplidos se te suban a la cabeza, y a mí me viene muy bien recordarla.

Entendí que no le puedo gustar a todo el mundo y que eso también está muy bien porque me abre el camino para la gente que de verdad importa y conecta conmigo.

Entendí que ni en el blog ni en la vida real soy perfecta y que a veces no digo exactamente lo que quería decir o que hay veces que no escribo de la mejor manera pero es así.

Esto es real, no soy perfecta, no escribo perfecto y menos hablo de forma perfecta y aunque esto son cosas que quiero mejorar hay una libertad increíble por detrás de la capa de la perfección.

Me siento libre no siendo perfecta.

Y, aceptando mi imperfección, me he ido por primera vez a un evento de coaching presencial y en grupo de uno de los cursos de María y dirigido por ella misma, por Daniel, un coach muy motivador y por Ana, una psicóloga que hace unas meditaciones que me encantan.

En el próximo post te desvelaré algo revelador y muy motivador acerca de este evento y de los tres.

Aunque me he quitado las expectativas acerca del evento, sabía que era algo que me daba algo de yuyu por estar encerrada con tanta gente junta hablando de emociones, me sentía vulnerable y miedica…No podía estar más alejada de mi zona de confort que es estar sola y tranquila, leyendo o escribiendo…pero el evento ha sido espectacular, una experiencia tan enriquecedora y transformadora que me he dado las gracias a mi misma varias veces por haber ido.

Y lo mejor del evento la gente increíble y especial que he conocido y la conexión con ellos.

Si hay algo que he aprendido es que cuando haces algo que te ilusiona pero te da miedo, detrás hay un aprendizaje increíble o una experiencia enriquecedora para ti.

Lo mismo me pasa haciendo el Máster en Coaching, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, un aprendizaje que me encanta y que me enriquece en cada clase que pasa. Pero si me da yuyu estar ahí, hablar de mis sentimientos con tanta gente, estar con tanta gente a la vez me agobia y me cuesta hablar en público.

Y aunque lo he hecho antes en mi época de estudiante o en algunos trabajos, estaba como más zombi, más apagada, por lo que no vivía las cosas con tanta intensidad ni estaba tan presente ni me emocionaba tanto.

Pero cada vez me va costando menos, también se debe a que es un grupo increíble y siento que no estoy en esta edición del máster por casualidad, que tenía que estar aquí, que tenía que conocerlos y emocionarme con ellos. El despertar de mis emociones es algo que también ha marcado mi año.

Ya estoy casi terminando 😉 Me encantan las sesiones de coaching que doy en prácticas y el poder ayudar a la gente.

Me siento muy agradecida por todo el año que pasó en el que siento que he renacido y empecé a creer fuertemente en mí.

¡El cambio es posible!

Si me dices a mí hace un año que estaría aquí escribiendo estas palabras y  mostrándome ante todos sin duda no te creería y, probablemente me agobiaría y lo pasaría fatal por miedo que me daría todo jejeje 🙂 pero aquí estoy yo haciéndolo y te puedo decir que es algo liberador y que creo firmemente que tú también puedes cambiar, si así lo deseas.

Doy gracias a mi familia, amigos, coach, coachees, suscriptores, lectores, colaboradores y bloggers, compañeros, profesores y coaches del máster y compañeros de trabajo y de aventuras por compartir este camino conmigo. ¡Gracias, gracias, gracias!

En este 2018 te tengo preparadas algunas sorpresas que espero que te puedan ayudar a cambiar o a valorar tu vida. Si te gustaría ayudarme a definirlas mejor, te dejo esta pequeña encuesta que no te llevará más que un par de minutos.

¡Gracias por estar ahí y seguirme!

¡Un Feliz Año nuevo!

Pamela de Ricamente

 

Cambia tu estado emocional y descubre EL SECRETO para seguir tu sueño

Descubre con La Búsqueda del Tesoro, una bonita y sencilla guía, el secreto para seguir una de tus pasiones y cómo atraer lo que deseas

Comentarios

  1. Impresionante artículo! Y muy personal, escribiendo desde las entrañas. Me ha encantado, Pamela. Además, me siento muy identificado salvo por el acudir a un coaching. Igual lo pongo en agenda si soy capaz de vencer mis miedos. Lo malo de haber hecho un curso para ser coach es que sabes lo que te espera. Me encanta tu trabajo. Sigue así!

  2. Pamela

    Hola Rubén,

    ¡Qué telepatía! Justo me iba a pasar por tu blog 😉
    ¡Muchas gracias por tus palabras y tu ayuda! 🙂

    Sin duda te lo recomiendo y te animo a hacerlo. Si lo haces, hazlo con la mente abierta sin juzgar nada ni pensar en el por qué te está haciendo esas preguntas y seguro que las respuestas fluyen y hasta te pueden sorprender.

    Gracias por estar siempre ahí!
    Un fuerte abrazo!

  3. Hola Pamela,
    Lo primero que me sale decirte es GRACIAS. Me parece super valiente atreverte a contar lo que has estado sintiendo este año y mostrar tu vulnerabilidad. Creo que no hay nada más hermoso.

    Me he sentido reflejada en muchos puntos, especialmente en lo que dices en lo referente al blog. El día del lanzamiento estaba tan acojonada que lloraba por los rincones, tenía mucho miedo a la crítica y a lo que los demás pensaran de mi. Pero como dices, entendí que ni soy perfecta ni puedo gustar a todo el mundo. Todo está bien así.

    Gracias por tu post, me da mucha paz y tranquilidad y me anima a seguir adelante.

    Y felicidades por tu proyecto y por los avances, te mereces todo lo bueno que hay en tu presente y lo que queda por llegar!!

    Un hondo abrazo,
    Alba.

    1. admin

      Hola Alba,

      Gracias a ti guapa por estar ahí al otro lado y por la ilusión que has puesto en nuestro primer post de invitadas, nunca lo olvidaré 🙂
      Te entiendo muy bien, yo me he puesto bastante nerviosa con el lanzamiento pero lo bueno de enfrentarnos a ello es que ahora haríamos otro sin darle tanta importancia 😉
      Muchas gracias Alba! Eres parte de mi camino y disfruto de acompañarte a ti y a tu precioso proyecto, me motivas mucho y me ilusionas! Ojalá pudiera ir a ese pedazo de retiro 😉

      Un abrazo muy fuerte!

  4. Monika

    Muy bien coach! 🙂
    Gracias por compartir tu historia y por toda tu ayuda!
    Sí, el coaching es mágico – es impresionante lo rápido que suceden los cambios! La mayoría de las veces no puedes salir de tu caos sin un copiloto 😉
    Saludos!

    1. admin

      Monika!!

      Qué alegría verte por aquí 🙂

      ¡Exacto! Hay cosas que puedes cambiar muy rápido y lo último no lo podría describir mejor jejeje 😉

      Estoy segura de que puedes llegar muy lejos si lo deseas y me hace muy feliz acompañarte en esta aventura!

      Gracias por pasarte por aquí y comentar!

      Un abrazo muy fuerte guapa!

  5. ¡Hola Pamela!

    Bravo compañera, qué bien escrito todo desde el corazón (se nota que viene de allí). Aunque en mi caso no he pasado por la mayoría de problemas que comentas, todos tenemos una pequeña-gran historia que nos hizo cambiar y estar hoy escribiendo (hasta de nosotros mismos!)

    Me han encantado varias frases que has escrito. En especial esta: “es increíble cómo podemos actuar en contra de nosotros tanto tiempo cuando el dolor no es suficientemente fuerte”. Totalmente de acuerdo (a mí me pasó con mi último trabajo). Una frase similar la aprendí de Sergio Fernández (te animo a que busques sus excelentes conferencias en Youtube).
    También me quedo con “cuando el alumno está preparado el maestro aparece”. Y así es, muchas veces sin saber cómo ni por qué. Supongo que cuando uno es más consciente, está en otro nivel de ver las cosas y de vivir nuevas experiencias.

    Me ha encantado también “no dejes que las críticas te vayan al corazón y que los cumplidos se te suban a la cabeza”.
    Hay que hallar un punto intermedio (ni uno/a es tan bueno ni tan malo).

    Un placer haber conocido tu historia personal Pamela.
    ¡Un abrazo grande!
    PD: Encuesta enviada!

    1. Pamela

      Hola Miguel Angel!

      ¡Muchas gracias! 🙂

      Me alegro mucho que te gusten, son todas frases que me salen desde muy dentro porque varias veces he actuado en contra de mi intuición, en contra de lo que quería para mí y en contra de mi misma. De hecho estoy aquí para ayudar a las personas a que no pasen por ahí o a que salgan de esta situación. Me encantan las conferencias de Sergio, ¡gracias!
      Sí quizás sea eso, eres consciente, estás preparado y estás seguro de que quieres cambiar, “casualidad” ha aparecido la persona que justo necesitaba en ese momento.
      Tendemos a tomarnos las cosas de forma personal pero cuando la otra habla dice más de sí mismo que de ti y cuando le das el poder para definirte es cuando dejas que las cosas te afecten demasiado, para bien o para mal. Esta frase me ayuda mucho a ser consciente de ello.

      ¡Muchas gracias por comentar y por la encuesta! 🙂

      ¡Un fuerte abrazo!

      Pamela

Añadir comentario