biografia irene villa

La historia de superación de Irene Villa y el poder de una mente positiva

Irene es una escritora, psicóloga y periodista española. Conocía la historia de superación de Irene Villa desde hace muchos años pero el otro día me encontré con una entrevista suya muy especial.

Ella y sus padres contaban como vivieron el atentado provocado por una bomba de la que fue víctima y que le dejó sin piernas con tan solo 12 años.

Hubo algo en esta historia que me emocionó mucho: la alegría de Irene y de su madre, que también fue víctima del mismo accidente, por estar vivas.

Pero no solo eso, una frase que le dijo su madre cambió su vida para siempre.

Una sola frase que le ayudó a cambiar la perspectiva del accidente y de toda su vida. Pero para que la entiendas déjame que te cuente lo que paso.

El accidente de Irene Villa

Madrid, 17 de Octubre de 1991.

Irene se había montado en el coche para ir al colegio con su madre y curiosamente le pregunta:

-¿Mamá y si ETA nos pone una bomba a nosotras?

-No te preocupes hija. Se la ponen a gente conocida, a nosotras nadie nos conoce.

Después de esta frase Irene no recuerda nada más. Se despierta en el hospital con su padre mirándola.

Habían puesto una bomba en su coche y tanto ella como su madre estaban ingresadas en el hospital, aunque se encontraban en hospitales distintos.

La primera impresión de su padre cuando la vio, cuenta conmocionado, es que parecía un trozo de carne. Entubada y llena de ligaduras, sin piernas, pensó que lo mejor es que partiera.

Jamás podía haber imaginado la fuerza que tenía esa guerrera que se encontraba en ese “trozo de carne”.

Pero ella todavía no se daba cuenta de lo que había pasado. Hasta que poco a poco se empezó a enterar.

Cada día iba siendo más consciente de lo que había pasado y de sus consecuencias.

Hasta que por fin se reencontró con su madre que también estaba amputada, en su caso de una pierna y de un brazo.

Qué le dijo la madre de Irene

El encuentro entre las dos fue muy emocionante y bonito. Y su madre, poseedora de un gran espíritu positivo y alegre le dijo:

-Irene, hay dos formas de ver esta situación, dos caminos.

Tú puedes elegir: el camino del odio o el camino del perdón y del amor.

Yo te apoyaré en el camino que elijas. Pero el odio nos comerá por dentro. Con el otro camino podemos creer que siempre hemos sido así físicamente y apreciar la suerte que tenemos de estar vivas.

¿Adivinas que camino eligió Irene? ¡Exacto, el segundo camino!

Comenta, además, que este camino le ayudó muchas veces en su vida, esta perspectiva le pudo ayudar a elegir el mismo camino una y otra vez.

Cuenta Irene que cuando ya estaban en casa y recibían visitas éstas las miraban perplejas a las dos ¡porque estaban sonriendo y felices! Después de todo lo que había pasado, se supone que deberían estar de una manera muy distinta.

Es totalmente respetable tanto una como otra situación pero quiero que veas el poder que tiene una buena mentalidad, una mentalidad fuerte y positiva.

Irene y su madre no querían guardar ni el odio, ni el rencor porque sabían que estos no iban hacia quien cometió los atentados sino hacia ellas mismas.

Para ellas no valía la pena acoger estas emociones. También sabían que no tendrían paz sin el perdón.

Lo cierto es que UN SOLO PENSAMIENTO Y UNA DECISIÓN cambió sus vidas para siempre.

Irene cuenta que tras esta decisión se sentía afortunada por estar viva.

Se sintió afortunada por ser una doble amputada que sobrevive, que es algo que no suele pasar.

Se sintió afortunada por poder tener unas prótesis para andar. En definitiva por poder vivir.

La mentalidad y la ayuda de su madre han sido cruciales en su forma de vivir, en como afrontó su enorme desafío.

“La vida es un regalo maravilloso y fugaz, así que ríete”

-Irene Villa-

Ahora Irene es escritora y conferenciante. Ayuda a otras personas y es un modelo de inspiración, fuerza y apoyo. Se ha casado y es mamá de 3 niños.

El marido de Irene dice que no la ve como discapacitada si no como supercapacitada, que todo se trata de cambiar el foco de lo que no tienes a lo que sí tienes.

Como Irene afirma, la única discapacidad es la actitud negativa.

¿Y su padre? Su padre es ahora conocido con admiración por el padre de Irene. Y está muy orgulloso de ello 🙂

Si te ha gustado este post ayúdame a compartirlo. Seguro que haya gente a la que le puede venir bien este mensaje. ¡Gracias!

Si a ti también te gustaría empezar a cambiar tu mentalidad y emociones de una forma muy sencilla apúntate aquí abajo al blog 😉

5/5 (1)

¿Te he ayudado?

Cambia tu estado emocional y descubre el secreto para seguir tu sueño

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Añadir comentario