La mentalidad de las emprendedoras exitosas

Algo que está a la orden del día es la preparación mental que debe tener toda emprendedora en los tiempos que corren, por eso, me parece un tema súper interesante a tratar hoy contigo.

Hablando con amigos, familiares y conocidos, me he dado cuenta que la mentalidad va cambiando al son del mundo.

Una pandemia a nivel mundial afecta a nuestra manera de pensar, de sentir y de actuar.

Personas que ahora mismo no son felices con la vida que tienen, esta pandemia ha hecho que algunas personas se sientan perdidas, porque no le ven la oportunidad a los cambios que están surgiendo a su alrededor, solo sienten amenaza y miedo.

El dichoso piloto automático que muchas veces nos persigue en cuanto bajamos la guardia que se transforma en esa rutina que nos hace infelices.

Parálisis por análisis. En medio de un Apocalipsis mental, aparecen esos bloqueos que nos paralizan, que no nos permiten pensar con la claridad suficiente para avanzar en nuestra vida personal y/o en nuestro negocio. Porque, si lo piensas, este es el pez que se muerde la cola:

Tienes una familia preciosa, y para poder pasar más tiempo con ellos, has decidido emprender. Pero de repente, aparece una pandemia a nivel mundial, algo que, como es obvio, no habías tenido en cuenta entre todas las posibles objeciones estudiadas…

¿quién va a valorar la posibilidad de que se avecina una especie de guerra bioquímica que pondrá patas arriba todos tus planes?

A no ser que seas Bill Gate, que ya contaba con esa predicción, nadie en su sano juicio llega a valorar esa posibilidad cuando uno está en pleno emprendimiento y con las ilusiones por las nubes.

Por eso, lo normal es que estés con el impacto en el cuerpo, que tengas todas tus ideas agitadas y que, en ocasiones, tus emociones y pensamientos controlen tu vida.
¿Una buena noticia? Que no eres la única persona que le pasa. De mi entorno, a prácticamente el 80% le ocurre algo similar.
Vale ahora estarás pensando
«Ya Pam, pero como se suele decir:

Mal de muchos, consuelo de tontos»

 

Estaba esperando esta objeción. Tienes toda la razón, pero es cierto que no es algo que te pasa a ti exclusivamente, y que, como a muchas personas en esta situación, también es cierto, que han buscado soluciones a esta gran objeción que el propio Bill Gate predijo.

María Mikhailova es una gran Coach que tiene un programa justo para lo que estamos hablando, se llama SelfCoach, y sinceramente, es una maravilla para empezar a tomar acción, y dejar de lado la queja, el quejo y el Apocalipsis mental. Así que se te acabaron las excusas.

Y ahora me vendrás con la siguiente objeción:

«Ya Pam, pero yo ya tengo una edad, no puedo perder el tiempo» Tiempo es el que estás perdiendo pensando que si ya es tarde.

Conozco a muchas personas que han emprendido con más de 60 años.

En especial, una gran amiga, Nora de 65 añazos, una súper profesional como la copa de un pino, la conocí en el máster que hice de Coaching Personal.

Ella me decía que nunca, jamás, hasta que su cuerpo y su cabeza se lo impidieran, iba a dejar de formarse y crecer a nivel personal y laboral. Hizo en el mismo año el máster de coaching, un practitioner de Programación Neurolingüística, y además, por si ya fuera poco, desarrolló su propio proyecto personal sobre «El estrés laboral en el trabajo».

Esta señora tiene todos mis respetos y mi grandísima admiración.

Si ella puede, TÚ TAMBIÉN.

OK, metiéndonos más en materia emprendedora…

Investigando sobre cómo desafiar a nuestra mente en tiempos de covid, he encontrado algunos tips muy sencillos de emplear, pero súper importantes para tener una mente preparada en tu negocio y para la vida en general:

Cómo preparar su mentalidad para su negocio:

El camino del emprendimiento es una aventura y una maravilla, pero para la otra cara de la moneda vas a necesitar de mucha psicología, fuerza y una buena gestión de tu mentalidad emprendedora diaria.

En todo un emprendimiento pasa esto:

  • Tu vocecita interna te dice que no vales lo suficiente para poner esos precios. Bien por falta de experiencia o porque crees que aún no estás lo suficientemente formado como para poner los precios que tienen tu competencia, un poco más arriba o más abajo, pero los sigues viendo desorbitados,… hasta que al final prácticamente regalas tu producto.
  • Tu facturación es inestable y no sabes si llegarás a fin de mes por la incertidumbre de si tus clientes se mantendrán y se irá, por si vendrán nuevos…
  • Es tu primer producto creado y tienes miedo de que a tus clientes no les guste, recibir críticas negativas o que tu idea era buena en tu cabeza pero nada más.

No estás seguro del contenido que ofreces porque tienes el síndrome del impostor ,a veces llamado síndrome del fraude, que es un trastorno psicológico en el cual las personas exitosas son incapaces de asimilar sus logros. Quienes tienen muchos logros y triunfos suelen sufrir.

  • Tu familia y amigos cercanos te dicen que tendrías que buscarte un trabajo normal y seguro. Que oposites o que es mejor que trabajes para un jefe que ser tu propio jefe. Que cuando sales del trabajo te olvidas, pero cuando eres tú el propio jefe, nunca lograrás desconectar.

Esto podría ser una gran lista interminable…

Por esta razón, dando solución a todas estas objeciones que alimentan tu mentalidad de ego, te propongo:

Mirar las cosas como un observador. Un gran emprendedor tiene ojos en todas partes. Y tiene soluciones a posibles objeciones antes de que aparezca. Es un investigador voraz. Gracias a practicar esta habilidad a diario, es capaz de observar hasta lo que nadie consigue ver.

Lo instala directamente en su ADN y tiene una capacidad innata de desarrollar estrategias para mantenerse actualizado y así poder realizar los cambios oportunos para que no afecten a la productividad de su negocio.

Recopile comentarios y aprenda, como un experimento. Como parte de tu investigación, fíjate bien en todos los comentarios. Evita que tu mente te traicione cuando leas uno negativo. Porque estos son los que más información te darán para recondicir los posibles fallos que tenga tu propuesta, y todo gracias a los hater o a aquellas personas que se atrevan a lanzar críticas constructivas.

Hacer cosas que normalmente no haría. Como decía Einstein: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” Algo que a priori, parece súper sencillo, nunca caemos en esta opción porque nos empeñamos en que la mejor solución es la que siempre hemos empleado.

Pero cuando los resultados cambian, significa que esa solución quedó obsoleta, que en su día fue la mejor, pero hoy toca actualizarla.

Energía neutra y confianza siempre. La energía altamente positiva hace que lo veas todo de color de rosa y la energía altamente negativa hace que te vayas metiendo en un pozo sin fondo del que te será muy complicado salir.

Te recomiendo que hagas lo que hacía Walt Disney para desarrollar sus ideas:

Conviértete en 3 personas diferentes:

  • en un soñador, donde vale absolutamente todo en la que tu imaginación puede dispararse porque todo es posible;
  • en el realista, donde desarrollas el proceso para llegar a algunas de las ideas que salieron siendo un soñador, pero siendo realista y escogiendo las que realmente son viables;
  • y por último, conviértete en el crítico, el que resuelve todas las objeciones posibles sobre estas ideas. Veras que cada día confiarás más en tus ideas y tu energía se encontrará más equilibrada.

No sé si he conseguido resolver todas tus objeciones, o al menos, con estos tips, comenzar a diseñar una mentalidad con dirección al éxito.

Pero si eres de esas personas, que no se conforman y que quieren ir mucho más allá, la mejor recomendación que puedo hacerte es a que le eches un vistazo a SelfCoaching. Ojalá te sirva para hacer un gran cambio de mentalidad.

 

Sin puntuación.

¿Te he ayudado?

Guía para conectar con tus emociones y creatividad ♥

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Añadir comentario