cómo limpiar la mente

Limpia tu mente

Spread the love

¿Te has dado cuenta que nos preocupamos más por la limpieza de nuestra casa que por la de nuestra mente?

Pobre mente, todos los días llena de pensamientos, angustias, recuerdos del pasado, tareas, notas, quehaceres, expectativas y todos los días trabajando con toda esa carga.

¿No te gustaría poder aliviarla?

¿Sabes qué? Solemos cuidar mucho mejor nuestra casa y nuestro armario que nuestra cabecita.

Si no la entendemos, ni le hacemos una pequeña «limpieza» todo se acumula y nos puede generar un problema.

No estamos a lo que tenemos que estar.

Nos pasamos la vida corriendo de un lado para otro, llegando a un sitio y pensando en otro y en lo que tenemos que hacer y con nuestra mente a mil por hora por problemas personales, del trabajo, o porque nos reclama el móvil.

Cuando llenas el móvil o el ordenador con tantas cosas y se bloquea es cuando te das cuenta que es el momento de resetear o de liberar espacio.

¡Pues con la mente pasa lo mismo! La llenamos y sólo cuando tenemos una crisis o una enfermedad como la ansiedad o la depresión nos damos cuenta de que necesitamos limpiarla.

¡No llegues a ese punto! Despejar y limpiar tu mente puede prevenirte de sufrir enfermedades, hacerte rendir mucho mejor en tu día a día y también hacerte más feliz ya que te libera de muchísima carga, eres más libre.

Tranquilo, no vamos a hacer ningún lavado de cerebro 🙂

Sólo aprender unas técnicas sencillas que yo misma aplico y recuerdo para aligerar mi carga, dar paso a lo nuevo, despejarme y centrarme.

 

Limpia tu mente

No hace falta que te vayas a un monasterio a meditar, puedes utilizar varias técnicas muy sencillas para limpiar tu mente 😉

Empezaremos por ordenar tus quehaceres para luego trabajar con la aceptación, el perdón y con herramientas para calmar la mente y enfocarla de forma más positiva.

Cómo limpiar la mente

-Limpia tu mente evitando la dispersión

David Allen, experto en productividad y creador del método Getting Things Done, dice que no deberíamos dejar las tareas de dos minutos sin hacer y yo estoy de acuerdo, aunque en mi opinión hay que encontrar un equilibrio.

Puede que te lleve más tiempo procesar y apuntar estas tareas que hacerlas. Y si no las apuntas están ahí pendientes todo el día.

Mi recomendación es que apuntes las tareas que no puedas hacer en el momento, pero lo ideal es que si ves algo muy sencillo de hacer y estas en posición de hacerlo (no estás concentrado en algo importante), que lo hagas.

Pero también hay que encontrar un equilibrio, de forma a que estas mini tareas no se conviertan en una distracción.

Una buena forma de hacerlo es agruparlas en bloques, como por ejemplo: «contestar todos los correos a las 17» o  «responder a todos los whatsapps a las 10».

Procesar y organizar esta tarea (que incluye varias mini tareas de 2 minutos) es sencillo y te ayudará a evitar la dispersión y la distracción mental.

Otra forma muy buena de hacerlo para evitar romper tu concentración mental y flujo de trabajo es dejar estas mini tareas para hacerlas antes o después de un descanso.

Así solo las posponemos un poquito y estarás plenamente concentrado en lo que estás haciendo en este momento.

Porque como haces las cosas influye y mucho en tu ruido mental.

-Practica mindfulness con tu trabajo

Si fluyes con lo que estás haciendo y te entregas a la tarea que tienes entre manos la mente se limpia por si sola.

Y algo muy importante para no estresarte ni llenar tu cabeza es hacer una tarea de cada vez.

Esa sería una forma de practicar mindfulness y despejar tu mente: poner toda tu atención en la tarea que tienes entre manos por más pequeña que sea.

Fijarte con detalle en todo lo que estás haciendo, entregarte y entrenar tu mente para estar presente aquí y ahora.

Cuando notes que se te va la mente simplemente recuerda «aquí y ahora» y regresa a tu tarea.

También se puede conseguir empezando con la intención de llegar a ese estado de «flow». Pero para ello necesitas concentrarte, quitarte distracciones y ruidos y simplemente entregarte, como si te fusionaras con la tarea.

aprender mindfulness

-Limpia tu mente con una agenda

Apunta todo lo que puedas:

-Lista de la compra

-Horarios

-Tareas

-Reuniones

-Etc

limpia tu mente

Todo, todo, todo lo debes apuntar para que no se quede revoloteando en tu cabecita.

La mente no está hecha para gestionar tareas.

La mente está hecha para crear, no para preocuparse.

Apuntar tus tareas te ahorrará el esfuerzo mental y la preocupación de recordarte lo que tienes que hacer.

Pero no solo eso, cuando apuntas una tarea o un objetivo lo estás haciendo un poco más real.

Apuntarlo en el papel te ayudará a generar más compromiso con tus objetivos.

Además, tener una agenda te ayudará a dar rienda suelta a tus ideas y creatividad y a soltar esos pensamientos que están en tu cabecita.

Una agenda es la herramienta ideal para organizar tu tiempo, estar más tranquilo y centrado e incluso motivado.

-Prioriza

Aquí me refiero a esas tareas que llevan más tiempo y que muchas veces tienen que ser planificadas.

Te lo voy a poner fácil, ¿Qué es lo más importante para ti o que tarea tienes que hacer sí o sí?

¿A veces te pasa que haces las tareas más molonas y dejas las más importante para el día siguiente?

¿Y te sientes mal porque resulta que se te ha acumulado con otra que también era bastante importante?

Y claro, te agobias y se te llena la mente. ¡Cómo no se te va a llenar!

Antes de hacer las que más te apetecen prueba con la que tienes que hacer SÍ O SÍ.

Sé que cuesta, la mente es la primera que va a decir «que pereza», «no me apetece nada», este es el autosaboteador hablando, pero no hay que escucharlo.

Se trata de que tú estés tranquilo porque ya has hecho tu «obligación», ya has cumplido y si al final las tareas molonas quedan para mañana no pasa nada y tu mente estará más tranquila.

Además, si lo haces por la mañana ganarás tranquilidad para todo el dia.

Si te cuesta gestionar tu tiempo, vas un poco perdido, eres desorganizado y por más que planificas no logras tus objetivos, te recomiendo una vez más una agenda o planificador, para que, de forma rápida y sencilla, aprendas a hacerlo y tu mente por fin esté en paz.

Tanto las tareas más importantes, urgentes, que quieres hacer o que tienes que hacer se vuelven un poco más reales si las escribes. Escribir en ellas te ayudará a generar el compromiso y a despejar tu mente.

-Domina el móvil

No dejes que el móvil te domine a ti.

¿Te encanta ir de aplicación en aplicación y sientes que estás todo el rato pendiente de recibir algo? Pues eso no está mal para un rato, o para ratos, pero no a todas as horas.

El móvil es un gran ladrón de tiempo y un gran ocupador de tu mente. Y a veces te esclaviza. Te dice, “Mira Pepita, mira Fulanita y ahora me he acordado de Menganita como no la voy a escríbir, ahh ¿Y este vídeo?

Pues justo debajo hay otro que también tiene buena pinta»… y acabas ni sabes dónde. El móvil absorve tu mente.

Cuenta el tiempo que pasas con el móvil, puedes llevar un registro con aplicaciones como StayFree. Yo lo he hecho y es increíble descubrir el tiempo que desperdiciaba con el móvil.

Ese es el tiempo que tienes a tu mente descentrada y llena de cosas que a lo mejor no son tan importantes.

Si ya tienes la tendencia a pensar mucho esto no te ayudará en nada porque te enviará demasiados estímulos para pensar, seguidos y dispersos.

Ese tiempo bien aprovechado puede ser el tiempo que necesitas para ti, para cuidarte o para dedicar a un proyecto tuyo.

Te propongo que empieces a probar a estar períodos de tiempo desconectado del móvil, que lo tengas apagado o en silencio y que lo ignores, dedicándote a lo que tienes entre manos o mejor todavia a las personas que tienes enfrente.

-Deja tu pasado en el pasado

El pasado pasó, no es real. Ahora mismo no existe, no se puede ver, no se puede tocar, no se puede cambiar y dentro de muchos años a lo mejor eso que piensas ahora de él, probablemente ya no tiene importancia.

Recuerda, el pasado no existe y si piensas demasiado en él te va a impedir de disfrutar de algo que si existe, que es real y es ahora y de las personas y de las oportunidades que tienes ahora.

Si no lo dejas, ese momento nunca llegará ya que va a estar siempre encubierto con tu pasado.

No le des más vueltas. Acepta tu pasado, perdona y agradece todo lo bueno que viviste y todo lo que aprendiste.

El sufrimiento mental vienen muchas veces de proyectarnos demasiado en el pasado y en el futuro.

Nuestro cuerpo está en un sitio pero nuestra mente y emociones en otro totalmente distinto.

Hay una desconexión entre el cuerpo y el pensamiento, una desconexión entre donde estamos y lo que estamos pensando.

Si te cuesta mucho estar presente te recomiendo uno de los libros que más me ha ayudado en mi vida, que más me ha enseñado a perdonar y a olvidar y es el Poder del Ahora.

En mi opinión, el Poder del Ahora es el libro que más te puede ayudar a estar presente y a limpiar tu mente.

-Deja de pré-ocuparte

Si hay algo a lo que le das mil vueltas lo puedes resolver o puedes dejar de pré-ocuparte.

Lo que no resuelves se queda en tu mente y te recordará día tras día que está ahí.

Para resolver un problema pregúntate: ¿Tiene solución?

Sí. A por las soluciones, enfócate en ellas y no en el problema.

Olvida la pré-ocupación y ocúpate de ello.

No. Deja de darle vueltas.

¿Enserio quieres cargar con un problema que no tiene solución todos los días en tu mente?

Porque esas vueltas no hacen más que alimentar una preocupación o angustia que crece cada día.

Una buena forma de resolver un problema o incluso de aliviar tu preocupación es escribir sobre ello.

Trátate con cariño, trabaja la aceptación y date tiempo si hace falta, el objetivo es que no cargues todos los días con el problema al menos con la misma intensidad, que no ocupes tu mente de forma diaria con ello y que seas consciente que la pré-ocupación no es lo mismo que la ocupación.

Cuando te preocupas el foco de tu mente está en los problemas y en emociones como angustia, miedo, etc que a veces son más grandes que el problema en si mismo.

Cuando te ocupas cambias el foco de tu mente al hacer y resolver, pasas a la acción, desarrollas confianza y descubres cuál es la dimensión real del problema, porque muchas veces lo hacemos bastante más grande en nuestra mente de lo que es en realidad, ¿ah que sí?

-Limpia tu mente perdonando

No cargues con la rabia ni con los rencores.

¡Quítate esa mochila pesada!Perdónate ♥

Has hecho lo mejor que has podido con lo que has tenido. Perdona a los demás, no sabes qué clase de pensamientos pasa por la cabeza de cada uno y que batalla interior está librando cada uno.

A veces es difícil hacerlo todo bien ¿Verdad? Pues a los demás también les pasa. Nos equivocamos y es algo normal.

Decirnos palabras como «me perdono» o «perdono a esta persona», perdono y elijo soltar esta situación que ha hecho daño en mi vida o incluso en tu dia, sentiéndolo de verdad, desde tu corazón te ayudará a sanar y liberar carga, culpa y patrones repetitivos.

Si te gustaría aprender más técnicas para calmar y despejar la mente te recomiendo que veas estos dos cursos que te pueden venir muy bien:

-MÁGICAMENTE, un curso para calmar tu mente, 
ganar confianza y superar tus miedos

¿Sabías que probablemente hay un motivo para tu ruido mental? ¿Estás haciendo alguna cosa que no tiene sentido para ti o siendo incoherente contigo mismo?

Analiza lo que piensas y lo que haces y es probable que encuentres algo que no encaja, por ello tu mente no descansa.

Descubre más en Mágicamente.
Y si tú mente no te deja descansar ni dormir 
entonces tienes que ver Descansa tu mente.

curso para descansar la mente

Descansa tu mente es el curso online de Eduardo LLamazares, autor experto de «Mente, dejáme vivir», para descansar tu mente, resolver tus autosabotajes y poder dormir tranquilamente

O puedes ver la zona de recursos y recomendaciones donde encontrarás muchos materiales especialmente indicados para ti.

Y seguir leyendo sobre este tema en cómo limpiar y centrar la mente.

¿Has podido aprender alguna técnica nueva? ¿ Conoces alguna técnica más?

Me encantaría saberlo en los comentarios.

4.75/5 (36)

¿Te he ayudado?

Cambia tu estado emocional y descubre el secreto para seguir tu sueño

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Comentarios

  1. Hola Pamela!

    Tienes toda la razón del mundo: la mente es la gran olvidada!! Me han gustado mucho tus propuestas, creo que lo más me cuesta es la priorización (siempre me parece que todo es importante) y la dominación del móvil.. él me domina a mi, y no al revés! Así que voy a intentar poner más consciencia en ello y a seguir tus consejos 😉

    Un fuerte abrazo!

  2. admin

    Hola Alba!

    Muchas gracias por pasarte por aquí 🙂 . Sí a mi también me cuesta porque tengo unas cuantas cosas que hacer pero si analizo bien siempre hay alguna que es principal y las demás secundarias. Y cuando la hago ya me siento más tranquila porque sé que aunque deje las demás no eran tan importantes. Y el móvil como nos absorbe ¿verdad? yo también tengo que trabajar en ello y por ahora lo que llevo avanzado es tenerlo en silencio y olvidarlo durante buenos ratos, centrandome en lo que estoy haciendo!
    Un abrazo grande guapa!

Añadir comentario