No sé qué hacer con mi vida, 7 claves para descubrir qué hacer con tu vida

Cuando hace un par de semanas compartí contigo la encuesta del blog, recibí la siguiente declaración por parte de una lectora:

“En general me agobia tener acceso a tanta información, querer hacer y leer tantas cosas pero no saber responder a mis preguntas sobre qué quiero hacer en la vida y cómo sentirme realizada”

Me he tomado la libertad de contestarle en este post, cuestionando las creencias que la pueden estar bloqueando y explorando las claves para pasar por esta fase de descubrimiento.

 “No sé qué hacer con mi vida”

Querida lectora te entiendo perfectamente. Yo, al igual que tú me sentía bastante confundida con tanta información y un poco impotente por ignorar como podía aplicarla en mí vida. Por último, no sabía cómo darle forma a mi proyecto ni cómo podría sentirme realizada.

Además, había otra cosa que me confundía más todavía, el hecho de que me gustan varias cosas muy diferentes, el hecho de ser muy curiosa, multiapasionada o multipotencial.

Casi toda la información que miraba acerca de mis pasiones me gustaba pero creía que no me estaba centrando y eso me hacía sentir mal conmigo misma.

No estaba haciendo nada que realmente “valiera la pena”.

Gracias al blog de Eva y a otros he conseguido ver las ventajas de esta característica, empecé a ver la parte buena y a entusiasmarme con todo el potencial que tenía. Si este es tu caso o te interesa este tema no te pierdas esta charla TED acerca de ello.

Mi propósito es que puedas cambiar un poco la perspectiva acerca de querer hacer y leer tantas cosas, ¡eso está genial!
Es maravilloso tener ganas de hacer cosas, de leer, eso es tener curiosidad, chispa y entusiasmo.
Amiga esto lo puedes llevar a cualquier área de tu vida y ¡lo puedes aplicar allí!
¡Puede ser incluso tu motivación!

Pero entiendo lo que quieres decir, es difícil ver qué es lo realmente útil para nosotras y qué podemos aplicar a nuestra vida, en medio de todo el océano de la información.

Así que te dejo unas pautas que espero que te sean útiles, basadas en mi experiencia y en los modelos a seguir que tengo a mi alrededor.

Cómo descubrir qué hacer con tu vida

1º No te agobies y date tiempo

Relájate y tranquilízate, no tengas prisa.

Disfruta de tu curiosidad, de tu energía y de las ganas de querer hacer cosas.

En vez de agobiarte (lo sé enseguida queremos encontrar algo perfecto y si es útil y apasionante pues mejor todavía) date permiso y tiempo para investigar, aprender, probar, equivocarte, volver a aprender, volver a empezar.

Acércate a actividades que te sean realmente placenteras sin sentirte culpada por no estar haciendo algo útil.

Simplemente disfruta, prueba varias cosas, ve que se te da bien, con que disfrutas.

Aprovecha tu ilusión de empezar nuevas actividades, aprovecha esa buena energía.

Todo está bien y lo que aprendas seguramente te puede servir en otro momento o área de tu vida.

2º Cuida tus pensamientos y cuestiona tus creencias

Cuida tus pensamientos, mímate, no te pasa nada malo, es normal tener dudas, no saber, cuestionarse, todo está bien.

No caigas en el error de hablarte mal a ti misma.

Necesitas tu cariño, paciencia y comprensión en esta fase.

Algunas de las creencias que te pueden estar limitando:

las creencias que limitan

“No tengo tiempo y me siento agobiada, quiero saberlo ya”

En serio, no pasa nada por darte un poco más de tiempo. Esta fase de descubrimiento puede ser incluso muy bonita, date tiempo y disfruta de ella.

“Todo el mundo lo tiene muy claro menos yo”

No lo sabes, punto. No sabes lo que otra persona tiene en su cabeza y aunque pienses que sí, no sabes si está viviendo en piloto automático y si nunca se ha cuestionado nada de su vida.

Es muy importante que dejes de pensar “voy por detrás de los demás, me pasa algo, porque me pasa esto a mí”, deja de compararte.

Eso sí puedes pensar en las personas que admiras y preguntarte ¿cómo viven estas personas? ¿Quiénes son? ¿Hay algo de lo que están haciendo que te gustaría hacer a ti? ¿Qué cualidades suyas admiras?

Busca un indicador de algo que te pueda gustar a ti sin que te sientas culpable o que no eres lo suficiente.

“Me gustan demasiadas cosas”

Como te he comentado antes esto lejos de ser un problema puede ser una gran oportunidad, que jamás sea un impedimento para descubrir que quieres hacer con tu vida.

“No tengo talento, no soy buena en nada”

Vamos a ponerlo en otras palabras, NO ERES CONSCIENTE de tus talentos o tienes una visión limitada de lo que son los talentos.

Probablemente piensas como yo pensaba antes, que “el talentoso” es el que dibuja desde pequeño o el que canta desde que empezó a hablar. Pues no, hay talento para todos y hay varios tipos de talentos y sí el talento también se trabaja.

Una forma de ser consciente de ellos es preguntando a 3-5 personas cercanas acerca de los talentos que ven en ti. Sus respuestas te pueden sorprender y es algo que te puede dar muchas pistas acerca de las cosas de las que no eres consciente.

“No sé por dónde tirar”

Si no sabes por dónde empezar amiga tienes que pasar a la acción. Prueba y sigue probando. Si puedes probar cosas distintas a lo que siempre has hecho pues mejor. Uno de los motivos por los que no sabemos que hacer es por qué desconocemos todo lo que hay, no vemos todas las posibilidades, vemos una parte de la realidad y esto me lleva al siguiente punto.

3º Investiga y quédate con lo bueno

Por ejemplo, si planeas estudiar o trabajar en algo dedícate a investigar las áreas que te gustan.

Te doy una pista, ¿qué es lo que te apasiona leer o qué te encantaría aprender?

¿Qué es lo que lees o haces todos los días?

Si tu área de estudio está relacionada con algo que te encanta aprender mucho mejor. Todo está cambiando muy rápido y cada vez es más necesario actualizarse así que te tocará aprender más de ello.

Si optas por estudiar algo que no te llena te va a resultar muy difícil acompañar estos cambios, y todo el proceso será más duro y engorroso.

¿Ahora piensa sobre que te gusta leer?

¿De lo que lees que es lo que sirve, que te motiva o que pones en práctica?

Por ahí puedes empezar a seleccionar la información que tienes si crees que es excesiva.

Investiga también cuales son tus valores ya que son un buen filtro para empezar a descartar lo que no está alineado con ellos. También te pueden dar una dirección. Una vez que tomas consciencia de cuáles son tus valores, estos  pueden ser la mejor guía interna de tu camino.

4º Prueba, pasa a la acción

Como te decía en este post empieza por algo pequeño.

¿Tienes dudas sobre que estudiar? Prueba con un taller o un par de asignaturas sueltas.

¿Te gustaría hacer un proyecto? Haz la versión más sencilla que puedas y prueba.

Te recomiendo el libro 100 € Startup ya que te da una visión muy minimalista y efectiva acerca de cómo empezar un proyecto propio.

Si ya has cogido algo de soltura prueba cosas nuevas, arriésgate, sal de tu zona de confort, es la mejor forma de ponerte a prueba y de tener nuevas ideas, de que se te abra la mente.

5º Enfréntate a tu miedo

El miedo puede ser tu mayor limitador. Este vídeo de Hana Kanjaa (videobloggera y coach) me desconcertó un poco cuando lo vi, ¿sabes por qué? Porque habla de las excusas que nos ponemos para no enfrentarnos a nuestros miedos.

Si te soy sincera a mí me dio mucho que pensar mi reciente proyecto y en cómo me quería acercar al mundo del blogging desde hace años.

Tenía muchas creencias limitantes acerca de ello, no pensaba de la mejor manera, no entendía mi mente, pero detrás de todo esto estaba el miedo.

Yo lo daba por imposible y lo escondía en un rincón de mi cerebro bien apartado porque pensaba que no era para mí y quizás buscaba algo que me resultara más fácil.

No lo quería ver, no quería enfrentarme a ese miedo, era más fácil apartarlo.

Te doy otra gran pista:

El miedo suele ser un muy buen indicador del camino. Si hay algo que te gusta pero te da miedo es probable que haya algo muy bueno esperándote detrás de ello.

6º Quédate a solas

Este es un consejo muy personal que a mí me ha servido mucho. En mi caso solo he empezado a conocerme realmente bien a mí misma cuando me alejé de todo el mundo, cuando quité todo el ruido durante una temporada.

Unos días sola y si posible en la naturaleza harán con que te empieces a escuchar realmente a ti misma.

7º Trabaja con un coach

Es lo más efectivo para ganar claridad sí o sí. Y como ves es lo que he hecho yo.

Con un coach rápidamente te puedes dar cuenta de muchas cosas.

Ves tu vida ahora mismo desde tu única perspectiva pero el coach te abre la mente, te permite abrir ventanas y puertas donde antes solo veías paredes y te enseña nuevos horizontes.

Bonus

Descarta posibilidades

¿Qué cosas no te gustaría hacer? Descártalas y luego imagina todas las que sí te gustarían. De una en una puedes ir descartando posibilidades o ir observando que es lo que te atrae más de unas que de otras hasta que te quedes con una selección de unas 3 o 4 que puedas testear o probar. Así, poco a poco te irás dirigiendo a los posibles escenarios de lo que si quieres hacer con tu vida.

Visualiza tu vida ideal

¿Qué harías si tuvieras dinero o no lo necesitarás? ¿Cómo seria tu vida ideal? Usa este post pra visualizar y dar rienda suelta a tu imaginación.

Y por último ten en cuenta que la mayoría, desde pequeños, hemos sido educados para estudiar duro y trabajar duro, así que una parada en nuestra ajetreada vida puede ser muy confusa y es aquí que entra en acción tu gran juez mental, el que examina con lupa todo lo que haces.

Pero tú explora, diviértete, pásatelo bien, juega,estás probando, ¡eres libre!. No te culpes, ni te autocensures, no te límites ni te juzgues.

La vida es una gran aventura llena de posibilidades, ¡aventúrate!,también es divertido no saber todas las respuestas,haz parte del juego, de la búsqueda.

Espero que te haya servido y si crees que le puede servir a alguien más compártelo, ¡gracias!

Suscríbete y rompe con tus pensamientos limitantes

10 pensamientos limitantes: Cómo cambiarlos y cómo pensar mejor de uno mismo

Comentarios

  1. Verónica

    ¡Hola! Nunca escribo comentarios pero me gusta mucho tu blog y me ha hecho mucha ilusión ver que has creado un artículo citando mis palabras. Es un asunto que afecta a muchas personas así que muchas gracias por todo el valor que aportas aquí (ideas, inspiración). Iré revisándolo más veces. Hace tiempo escuché esa charla de TED pero es ahora, al leerte y al descubrir el blog que comentas, cuando me doy cuenta de que probablemente soy multiapasionada.

    La sensación de no saber qué camino seguir y cambiar de rumbo constantemente es frustrante pero confío en que algún día tendré un trabajo más alineado con quien yo soy y voy a trabajar para que así sea.

    Muchas gracias de nuevo, un saludo.

    1. admin

      Hola Verónica!

      Muchas gracias a ti por sincerarte, por tus bellas palabras y por escribir este comentario. ¡Gracias! 🙂

      Me alegro mucho de que te haya hecho ilusión y de que te sea de ayuda, ese es mi objetivo. Si me acuerdo de algo más lo añadiré 😉

      Me ha llegado tu declaración por tu sinceridad y por lo que comentas, es algo que me ha afectado a mi y que sé que afecta a mucha gente.

      Sé lo que sientes, pero al cambiar de rumbo piensa que te estás llevando diferentes recursos y perspectivas siempre, que un día te pueden ser muy útiles en ese trabajo que estará más alienado contigo. Confía.

      Como dijo Steve Jobs “no puedes conectar los puntos mirando hacia adelante, solo hacia atrás”. No sé si es algo que se puede aplicar a todo el mundo pero en mi caso tiene todo sentido y lo veo ahora aunque antes jamás veía conexiones.

      Confía y valora todos los aprendizajes que te llevas de tus distintas experiencias.

      ¡¡Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo!!

Añadir comentario