Cómo pensar en positivo (4 tips para lograrlo)

Spread the love

Si quieres conseguir ser feliz en tu vida, una de las cosas principales que debes hacer es pensar en positivo. Nuestra negatividad nos limita, y si decides dejar que ésta te denomine, entonces nunca encontrarás la felicidad.

Por eso, es importante que te detengas tan sólo unos minutos y te pongas a pensar en cuán positivo eres. Estoy un 90% segura que después de hacer esto, notarás que a tu vida le vendría bien una carga de positividad, e incluso si notas que eres positivo, tampoco debes dejar de trabajar en ello para que esos pensamientos positivos nunca se agoten.

En este artículo te mostraré cómo pensar en positivo para que así puedas alcanzar la felicidad que tanto anhelas y dejes de lado la negatividad de una vez por todas.

Cómo pensar en positivo

Pensar en positivo es todo un reto, y se vuelve cada vez más difícil cuando al menos una vez al día se suele presentar algún problema o dificultad que redirige nuestros pensamientos hacia el lado negativo, a veces tanto así, que parece imposible siquiera tener un solo pensamiento bueno.

Pero quiero aclararte de una vez algo: no es imposible.

Desde mi experiencia personal puedo decirte con propiedad que, si comienzas a esforzarte y poner de tu parte para pensar en positivo, sin duda alguna lo conseguirás.

Ahora, llegados a este punto, debes estar preguntándote: ¿cómo puedo comenzar a pensar en positivo?

Es normal que no sepas qué hacer o por dónde comenzar y es justo por eso que quiero compartirte 4 tips que me han funcionado para poder ser feliz.

  1. Aumenta tu autoestima y confianza

La negatividad suele surgir principalmente cuando no pensamos sobre nosotros de una forma positiva y es por eso que es muy importante que trabajes en tu autoestima y confianza.

Una cosa lleva a la otra, si tienes una baja autoestima y poca confianza en ti, es imposible que, para empezar, tengas pensamientos positivos sobre ti y mucho menos podrás pensar en positivo cuando se trata de superar algún reto o proponerte nuevas metas que te harían feliz si llegaras a alcanzarlas.

Déjame ponerte un ejemplo, cuando estaba recién comenzando mi carrera universitaria hace un par de años, mi autoestima no era algo de admirar y mi confianza dejaba mucho que desear.

Cuando inicié mis clases y mandaban una actividad tras otra en lo único que podía pensar es en “no lo lograré” 😥

Todo esto se debía a que no me creía apta para poder cumplir con las expectativas y que simplemente no estaba hecha para graduarme de la universidad.

Cuando finalmente tuve un quiebre de estrés y tenía una nube negra de negatividad en mi cabeza, me di cuenta, por más difícil que fue, que lo único que me detenía eran estos dos aspectos: mi autoestima y confianza.

Así que decidí trabajar en ambas y con el paso del tiempo comencé a sentirme más merecedora de muchas cosas y por supuesto, empecé a pensar en positivo con más frecuencia.

Como resultado, fui proponiéndome más cosas con el paso de los días y, al tener pensamientos positivos y una mejor autoestima, comencé a lograr cada una de ellas y provocando que todos los días fuese un poco más feliz.

Por ello, comienza a trabajar en tu autoestima y confianza hoy mismo. Comenzar por esto te llevará a ver un cambio extraordinario en tu forma de pensar.

Si comenzarás a aumentar tu autoestima y confianza en ti mismo, puedes aprender de alguien que se encontraba igual que tú durante muchos años de su vida y que ahora es una persona segura de sí misma, por medio de la Masterclass Autoestima y Confianza:

 

 

  1. Enfócate en las cosas buenas

Hay veces que ocurren muchas más cosas malas en comparación con las buenas, pero si te enfocas en esas pocas veces que ocurre algo bueno, verás que aquellas que te impiden pensar en positivo desaparecerán poco a poco.

Al inicio no notarás mucha diferencia, no te voy a mentir, pero eso se debe a que tu mente está acostumbrada a enfocarse siempre en lo negativo y aún no se acostumbra a procesar lo positivo, pero la idea de esto es que crees un hábito donde te concentres sólo en las cosas buenas.

A lo mejor piensas que, al no tener mucha “suerte”, no tienes nada bueno en qué enfocarte, pero lo que no sabes es que las cosas buenas comienzan por las más simples y pequeñas. Por ejemplo, el simple hecho de estar vivo es una de ellas, y no es exactamente algo pequeño por lo que estar felices 😉

No tienes que buscar una razón muy elaborada y tampoco debe ser algo que te ha ocurrido ese día en específico, fácilmente puede ser algo bueno que te ocurrió ayer, anteayer o incluso hace una semana, lo que importa es que sea algo bueno.

Te recomiendo hacer esto todas las mañanas y las veces que algo malo ocurra, o cuando sientas que todas esas cosas malas vienen a ti de a poco.

  1. Aléjate de las personas negativas

Ya de por sí todos cargamos una nube de negatividad a la cual dejamos que llueva todo lo que quiera o decidimos ponerle un alto y que salga el sol que está detrás de ella. A lo que quiero llegar es que no necesitas añadir una nube tras otra, mucho menos si ni siquiera son tuyas.

A veces pensamos en positivo, pero suelen llegar personas a nuestras vidas que simplemente van extinguiendo cada pensamiento bueno que podamos tener.

Por eso, es bueno que las identifiques y comiences a alejarte de cada una de ellas. Al inicio será difícil porque, irónicamente, solemos ser bastante apegados a aquellos que nos traen negatividad, pero cuando vayas sacándolas de una en una, verás que pensar en positivo se vuelve algo sencillo 🙂

  1. Ayúdate con frases positivas

Nunca es malo tener un empujón o algo en qué apoyarse para poder generar más pensamientos positivos. De hecho, una de las cosas que te recomiendo hacer sin duda alguna es buscar varias frases positivas e intenta leer al menos una al día.

Muchas veces no tendrás de dónde sostenerte o por dónde comenzar el día para así pensar en positivo; una buena frase puede arreglar eso.

Así que tómate una o dos horas en recopilar frases que te gusten y sean positivas para así anotarlas en una pequeña libreta o cuaderno y llevarlas contigo a dónde sea si es necesario.

Aquí te dejo algunas frases positivas con las que puedes comenzar.

Frases positivas para iniciar el día

  • Si la vida te da un limón, haz limonada. – Dale Carnegie.

 

  • Nunca eres demasiado viejo para tener otra meta u otro sueño. – C.S. Lewis

 

  • Incluso la noche más oscura terminará con la salida del sol. – Víctor Hugo

 

  • Los verdaderos grandes son los de ánimo grande. – Francisco de Quevedo

 

  • Cuando una puerta se cierra, muchas más se abren. – Bob Marley

 

  • Nunca es tarde para ser quien podrías haber sido. – George Eliot

 

  • Si puedes cambiar tu mente, puedes cambiar el mundo. – William James

 

Pensar en positivo es algo que te traerá muchos beneficios, comenzando por ayudarte a calmar tu mente y eliminar todos los pensamientos negativos que te alejan de tu felicidad.

Sólo debes seguir los tips de arriba, los cuales a mí me han servido muchísimo durante todo este tiempo, y verás cómo vas entrenando tu mente. Si quieres saber más sobre cómo entrenarla, te recomiendo unirte a Mágicamente.

¿Hay algún tip que agregarías y que le serviría a los demás? ¡No dudes en compartirlo con nosotros!

Si quieres cambiar tu estado emocional y vibración, puedes suscribirte al blog aquí abajo y así obtener La Búsqueda del Tesoro completamente gratis.

¿Te ha gustado el post? No olvides comentar y compartirlo 😉

 

Andres de gananci¡Hola! Mi nombre es María. Soy amante de la literatura y me encanta escribir para compartir todas mis experiencias y ayudar a personas como tú con su desarrollo personal y también, a generar más ingresos. ¿Comenzamos? 😉

Perfil de Instagram

marialejng17@gmail.com

5/5 (3)

¿Te he ayudado?

Cambia tu estado emocional y descubre el secreto para seguir tu sueño

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Comentarios

  1. Angélica Del Castillo

    Gracias por los consejos y las frases, comenzaré a usarlos 🙂

Añadir comentario