¿Qué significado tienen las palabras Déjà Vu vs. Vuja De?

¿Qué quiere decir déjà vu? ¿Qué quiere decir vuja de? 

¿Sabes lo que significa Deja vu? Sensación de haber pasado con anterioridad por una situación que se está produciendo por primera vez.

Esta sensación la hemos vivido todos. Estás viendo una película en tu salón después de un día largo de trabajo, y de pronto, alguien llama a la puerta, y empiezas a notar esa sensación.

“¿Esto no me había ocurrido antes?”

La película, la hora, el olor que emanan las palomitas, la luz tenue de la lamparita del salón, la manta roja y el timbre. Pasas de repente a conectar con una parte de ti, con el momento o la situación.

Déjà vu es sentir que ya ha pasado esto y lo estás volviendo a vivir, y te causa una sensación de incertidumbre porque no entiende qué ocurre, pero está pasando. Es en ese momento cuando buscas en tu consciencia ese registro.

Un estudio afirma que el déjà vu no es un fallo, sino un recordatorio a nuestro cerebro de que la memoria funciona.

Lo que ocurre con nuestro cerebro es que, cuando detecta un recuerdo falso, lo busca en la memoria. Si no lo encuentra, se produce un sentimiento de que algo nos resulta un poco familiar.

Dicen entonces que, el déjà vu, más que un fallo, se trata de nuestra mente comprobando que el recuerdo es falso, es decir, que no se trata de un recuerdo real.

Se trata de conectar mente y cuerpo y detectar que estás vivo, que no hay fallo, que eres real y que existes. Te recuerda que no te debes olvidar de ti porque eres demasiado importante como para dicho olvido.

¿Qué es el Vuja de?

Vale pues hoy, sabiendo un poco más sobre esta experiencia, quiero mostraros su palabra opuesta: Vuja de: observar lo cotidiano como algo extraordinario y nuevo.

Dejar volar la imaginación es dejar descansar tu actividad mental.

En un vuja de vives un momento presente, y absorto por lo que estás contemplando en estos instantes, te olvidas de tu pasado y los sentimientos que provocan, o por el contrario, apartas por un momento ese futuro incierto, que te agobia porque imaginas tantas cosas (que no ocurrirán) pero que están ahí en un modo operandi dispuesto a perturbarte tu presente.

Este es un ejercicio de conciencia que te ayudará, por un lado, a olvidarte de toda tu actividad mental, por otro lado permanecer en tu presente, prestando atención a todos los detalles que te rodean, pero lo más importante es que vuelves a valorar lo que era una cotidianidad como algo nuevo y completamente extraordinario.

Como si lo estuvieras viviendo de nuevo. ¿Te imaginas poder vivir tu primer beso? ¿o tal vez volver a experimentar las emociones que te generaron enamorarte por primera vez? ¿te quizá mirar tu casa como si fuera la primera vez que la vieras? ¿el mar? ¿su olor?

Sentir la brisa como si nunca la hubieras sentido. Puedes. Y debes. Es una práctica que se puede realizar porque tu mente está preparada para volver a experimentar todo lo que quieras como si fuera nuevo.

Tienes una herramienta tan poderosa, que puedes hacer verdaderas obras de artes con tu mente. Tan solo tienes que dejarte llevar, observarlo y olvidar por un momento todos los recuerdos pasados  que viviste con esa persona, situación o cosa, para volver a experimentar nuevos  recuerdos.

¿Qué quiere decir déjà vu?

¿Cómo puedo conectar conmigo mismo, utlizando el Vuja dé?

Es más sencillo de lo que te imaginas, la mente es tan poderosa como el poder que tú mismo quieras otorgarle.

Es una forma de meditación muy buena que te eleva a un nivel de conciencia, hasta el punto de saltar por encima de todos tus recuerdos, y experimentar algo familiar como si fuera completamente nuevo. Empieza por el momento que quieres utilizar.

A continuación usa un vocabulario especial para la ocasión.

Acuérdate del vocabulario que utilizas cuando vives algo por primera vez, o incluso, el que utilizaste para esta ocasión. Conecta con tu yo de hace x tiempo, el tiempo que haya que retroceder hasta llegar justo antes del momento que quieres experimentar como nuevo.

¿Ya? ¿lo tienes?.

Rescátalo, recuerda toda la emoción empleada, lo que se te pasó por la cabeza, las palabras que utilizaste, las emociones que sentiste, de quién estabas rodeado o si por el contrario, estabas solo.

Recrea la situación en tu mente. Te invito también a que cierres los ojos para que sea más potente y vivo todo el recuerdo.

Cuando hayas rescatado todo lo que he citado y hayas conectado contigo mismo en esta situación en concreto,  abre los ojos, mira esa situación, y

¡VÍVELA COMO EL PRIMER DÍA!

Prefiero que, antes de que te adelantes a pensar que no va a funcionar, lo pruebes. Hazlo. Antes de dudar sobre algo, comprueba. Porque uno de los errores más comunes que tendemos por desconfianza o por el motivo que fuere, es el de negarnos a hacer algo sin la comprobación para poder refutarlo.

Hazlo, y si no funciona, cuéntanos tu experiencia.  Si por el contrario, has conseguido conectar contigo mismo y has vivido ese momento como si fuera la primera vez, enhorabuena, has logrado recrear un Vuja dé.

Y si lo practicas una vez por semana por ejemplo, con diferentes cosas y situaciones, aprenderás a apreciar mejor lo que tienes, a valorar cada detalle, a sentir lo cotidiano como algo excepcional. A conectar contigo mismo, con tu entorno y todas tus experiencias, como únicas y especiales.

Estamos viviendo en estos momentos una situación histórica en el mundo, en el que debemos seguir ciertas normas de convivencia para que las cosas no empeoren, pero para poder cumplir con la norma social, primero debes saber que tu mente debe estar fuerte y sana para asumir todos los retos que te presente el mundo en el que vives.

 

Para ello, vive tu mente y haz con ella lo que hace la primavera con las flores.

Riégala todos los días, dótala de emociones que te hagan sentir vivo, que te lleven a la felicidad en ese instante, que te proyecte sonrisas robadas.

De esto sabe mucho Alba Valle, psicóloga que dice que «los secretos más poderosos de una mente plena son grandes desconocidos por la gran mayoría. Si te apetece conocer más sobre ti, sobre tu mente y tus secretos puedes unirte a su club aquí:

Conecta contigo y haz que el mundo conecte contigo, lo que realmente nos mueve es sentirnos vivos, sentir las emociones como el primer día de cada situación, persona o incluso cuando descubriste una emoción nueva.

Si tienes pareja, vete al primer día, al primer cruce de miradas y a la emoción que esto provocó en ti.

Disfruta y vuelve a enamorarte de esa persona como lo hiciste aquel día, que gracias a que se dieron las circunstancias que se dieron, hoy estáis juntos.

Valóralo, porque a veces nos olvidamos de lo que tenemos, valoramos lo que no tenemos y acabamos desconectándonos de nosotros mismos y del resto del mundo, por ese afán de buscar lo nuevo, que en un periodo de tiempo… se convertirá en cotidianidad, perderá toda la intensidad del primer momento, y volverás a sentirte insatisfecho, por no frenar tu mente, conectar contigo mismo y volver a sentir lo que te causó tu primera vez.

5/5 (4)

¿Te he ayudado?

Guía para conectar con tus emociones y creatividad ♥

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Añadir comentario