las debilidades

Las virtudes de tus debilidades

Las virtudes de tus debilidades

Hoy hablaremos de las debilidades, esas características del comportamiento humano que nos desfavorecen o sabotean. La vena perezosa, procastinadora, envidiosa o miedica que a veces nos sale. ¿Sabes que muchas tienen una parte positiva? ¿Quieres saber cuál es? ¡Genial! Pues a modo de entrevista de trabajo le sacaremos lo mejor J

¿Por qué? Porque a veces nos  machacamos demasiado con nuestras debilidades y si las ves desde otra perspectiva, puede que cambie tu forma de ver las cosas o por lo menos te las tomes de otra manera 🙂

Una de las presuposiciones de la PNL (Programación Neuro Lingüística es que siempre hay una intención positiva en todo lo que hacemos, incluyendo lo que a priori es aparentemente dañino para nosotros.

Partiendo de este supuesto vamos a analizar las debilidades, esos personajillos saboteadores que nos manipulan constantemente y no nos dejan actuar como desearíamos y veremos qué intención positiva o ventaja hay detrás de cada uno de ellos.

Ojo, con esto no estoy diciendo que apuestes por seguir manteniendo o refuerces tus debilidades pero al ver la parte positiva puedes ser consciente en el fondo de por qué lo haces y cambiar tu comportamiento si así lo deseas. También el hecho de ver en positivo te puede ayudar a cambiar alguna creencia. Además, comparto contigo un pequeño tip para que puedas empezar poco a poco a salir de esa  situación.¡Bueno allá vamos!

Las debilidades y su parte positiva

Algunos mentores comentan que no debes enfocarte en tus debilidades pero si en tus fortalezas. Hay otros que afirman que el cambio fue lo que les ayudo a mejorar sus vidas y en este caso, si se han centrado en sus partes más débiles y las han cambiado, por lo que supongo que esto es algo que depende de la persona.

Lo que sí está claro es que centrarte de forma negativa en tus debilidades puede hacerte sentir impotente y frustrado y si no cambias el enfoque puede que te cueste salir de allí. También es importante reconocer y aceptar lo que te pasa, para que a partir de ese punto lo puedas cambiar. La intención positiva de las debilidades:

Soñador

Siempre estás con la cabeza en las nubes, te lo pasas bien soñando despierto y así te evades de la realidad. Tienes ideas fantásticas, sueñas con un mundo mejor, eres un idealista. Probablemente no pasas a la acción por miedo a una gran caída y a estamparte en el suelo o que la realidad no sea como tus increíbles sueños, te estás protegiendo.

Si te gustaría ser más hacedor, es hora de que cojas un trocito de esos sueños y los pongas en práctica, aprovecha tu gran imaginación para ello.

Perezoso

Si eres perezoso no te apuntas a todos los planes a lo loco, haces lo que realmente quieres o tienes que hacer. Además, sabes cómo ahorrarte energía, complaces a tu cuerpo y mente, y sacas a lucir tu inteligencia cuando ingenias tácticas para hacer cosas con menos esfuerzo o menos tiempo, calidad valorada por varias empresas. Eres capaz de mejorar procesos. Disfrutas de tener tiempo para ti y del descanso.

Aunque si te gustaría ser menos perezoso te recomiendo que conectes con algo que te apasione, que te mueva, que te desafíe, para que tu motivación sea mayor que tu pereza.

Tardón

Eres creativo o reflexivo y pierdes la noción del tiempo. No es que no te importen los demás pero tienes una perspectiva distinta del tiempo en relación a ellos. Ir corriendo a los sitios es un desafío y te da un subidón de adrenalina, si no todo sería muy aburrido. Crees que eres capaz de hacer las cosas en menos tiempo. Te desafías.

Si te gustaría llegar a tiempo, tienes que cambiar lo que ocurre antes de la hora marcada, como te organizas y que tipo de cosas puedes hacer con antelación. Tienes que ponerlo como un objetivo prioritário en tu vida hasta que consigas que sea un hábito.

Procastinador

Pospones las cosas más difíciles o aburridas para después. Eres creativo y te cuesta llevar las obligaciones. Te gusta hacer las cosas con tiempo y tomarte un tiempo para ti para reflexionar y descansar. Te antepones a las tareas. Tú eres más importante. Eres perfeccionista y te gusta hacerlo todo bien. También piensas que puedes hacer las cosas en poco tiempo si así lo necesitas.

Sí te gustaría ser menos procastinador, te recomiendo hacer la mínima acción posible de lo que tienes que hacer, tú solo da el primer paso. A veces es suficiente para generar la disposición para continuar. También ayuda el conocerte bien y saber en qué momentos rindes más y tienes más ganas de hacer cosas, aprovecha ese momento para realizar más tareas.

Envidioso

¿No sabes qué hacer con tu vida? Pues estate atento si sientes envidia, aunque sea un resquicio, aunque sea envidia sana, es una señal de lo que quieres para ti. La envidia te está diciendo lo que a ti te gustaría tener.

Aprende, toma consciencia y piensa como podrías dar el primer paso en esa dirección hacia lo que quieres.

Miedica

No haces las cosas hasta que no estás seguro, no vas a lo loco ni te sueles equivocar mucho. No actúas como un pollo sin cabeza porque como siempre tienes el miedo a tu lado actúas con precaución.

Piensas que más vale lo bueno conocido que lo malo por conocer. No luchas por lo que quieres pero así tampoco te hacen daño. Prefieres no sufrir.

Atrévete a hacer algo pequeño e incluso ridículo que te de miedo hacer. Ya verás cómo ganas fuerza para otro tipo de desafíos. También te recomiendo leer este post para centrarte en la acción y no en el miedo.

Desorganizado

Te mueves bien en el caos. Sabes organizarte así, podrías encontrar tus cosas y lo que haga falta. Te gusta tener miles de ideas e inspiración a tu alrededor. No puedes con las estructuras rígidas o inflexibles.

Si te gustaría ser más organizado te recomiendo que primero te centres en las áreas que necesitan un nivel de organización básico, las que realmente te impiden vivir bien y dejar las otras más a tu manera.

Introvertido

Recargas tu energía estando solo y disfrutas de tu soledad y de tus reflexiones. Te gusta reflexionar, necesitas descansar y tener tiempo para ti. Eres sensible y al estar con más personas te sientes expuesto, vulnerable y sobreestimulado.

debilidades parte positiva

Tímido

No te llevas con todo el mundo. Tienes miedo a exponerte, a no hacerlo bien y a no gustar. Piensas en tu seguridad y en tu persona antes que los demás ya que tienes miedo de que te hagan daño. Eres perfeccionista.

Para combatir la introversión y la timidez te recomiendo que hables y estés con personas similares a ti, con quien puedas compartir tus miedos y dudas acerca de estas características, con quien te puedas abrir acerca de ello. Te ayudará y te enriquecerá el doble ya que resulta bueno compartir tus debilidades y estar con gente que se parezca a ti.

Fracasado

Has sufrido un fracaso en algún intento de mejorar tu vida personal o profesional. Eres atrevido, valiente, has salido de tu zona de confort, has arriesgado y has “perdido” pero si los fracasos no te nublan la vista, lo volverás a intentar hasta que lo consigas. Eres un luchador.

Te propongo leer acerca de personas que han “fracasado” en sus vidas como Steve JobsMichael Jordan.

Pesimista

Prefieres verlo todo negro porque así nadie te va a decepcionar. No te ilusionarás pero tampoco te harán daño, ya que más negro de lo que tú lo pintas es difícil que ocurra. Es más fácil y no cansa tanto dejarse llevar por el miedo y por las creencias de la sociedad que plantarles cara. Eso es muy difícil y requiere mucha energía. La gente te da la razón y tus ideas se contagian rápido.

Si te gustaría ser un poco más optimista te recomiendo cambiar tu diálogo interno durante unos días, si te cuesta prueba a practicar la gratitud. Si te gustaría saber cómo este ejercicio me ha ayudado a cambiar mi vida te recomiendo leer mi guía: la Búsqueda del Tesoro.

Distraído

Eres una persona más reflexiva y a veces estas más liada con tus propios pensamientos que lo que tienes en mano. No le das importancia a cosas de lo cotidiano o a detalles insignificantes te gusta más ocupar la mente con cosas realmente relevantes para ti. También eres capaz de hacer o pensar varias cosas a la vez.

Para ser menos distraído te recomiendo conectarte al poder del ahora.

Perfeccionista

Te da miedo exponerte o hacer las cosas mal por lo que quieres hacerlas perfectas, que estén bien y que gusten. Te afectan las críticas y haciendo las cosas de forma perfecta no lo pasas tan mal.

Prueba a hacer algo sin perfeccionarlo a ver qué pasa. Atrévete a hacerlo como ejercicio para soltar el apego de los resultados.

Temperamental

Te cuesta mostrarte tal como eres, prefieres esconder tus sentimientos y debilidades hasta que explotas y no aguantas más. Te tomas las cosas de forma personal. Tu temperamento es tu forma de defenderte y de adaptarte rápidamente a los ataques de los demás o al entorno.

A veces también te pasa que no quieres hacer daño a los demás. Prefieres tragartélo que decir lo que realmente sientes.

Si te gustaría ser más tranquilo te recomiendo centrarte en el ahora.

Adicto al trabajo

Echas horas en la empresa, sientes que haces tú deber, eres útil y la gente te necesita. Eres casi irremplazable. No puedes concebir tu vida sin tu trabajo, no sabes qué harías. Tienes miedo a la incertidumbre y así te sientes más seguro.

Piensa un poco más en ti, en tu salud y procura estar con la gente importante para ti.

¿Qué te ha parecido el post? ¿Te ha ayudado a entender alguno de los personajillos que se te presentan? ¿Le has podido ver el lado positivo de tus debilidades?

Como puedes ver en muchos de ellos está tu mente que te protege de la exposición, vulnerabilidad, del miedo y de la inseguridad, que busca aceptación. Para poder cambiarlo es importante reconocer esta parte positiva que ha estado protegiéndote pero con vistas a mejorarla ya que como bien sabemos estos personajes también te limitan.

También te puede ayudar el hecho de reflexionar acerca oportunidad de crecimiento que  tienes con estos personajes. ¿Qué puedes trabajar o mejorar? ¿Cómo te puedes superar?

¿Qué otro personaje incluirías? ¿Podrías comentar alguno de ellos que se asemeje a tu propia experiencia? ¿O podrías añadir alguno más a los que he comentado?

La próxima semana no hay artículo por aquí pero si en otro blog de desarrollo personal. Es un post diferente y lleva una adivinanza 🙂 Sígueme en las redes sociales aquí abajo o suscríbete al blog para avisarte cuando lo tenga 😉

5/5 (1)

¿Te he ayudado?

Cambia tu estado emocional y descubre el secreto para seguir tu sueño

¡Descárgate la guía La Búsqueda del Tesoro! ♥

Comentarios

  1. Hola Pamela,
    Qué bueno el post. Me ha gustado especialmente porque me he reconocido en casi todos los personajes (algunos más, otros menos) y también en todas las virtudes. Se me hace bonito pensar que todos tenemos de todo y que al fin y al cabo no somos tan distintos entre nosotros.
    ¡Bienvenidas sean las debilidades para poder descubrir en ellas nuestro propio potencial!

    Un abrazote guapa,
    Alba.

    1. Pamela

      Hola Alba!

      ¡Muchas gracias bonita! Yo también me puedo ver reflejada en casi todos y como bien dices lo veo también en los demás. Si es que al final tenemos conductas muy parecidas 🙂
      Jejeje 🙂 Es que no es lo mismo pensar en ellas de forma negativa, te culpas, te sientes mal, te tratas mal que positiva y ahí es donde puedes ver tu potencial y cómo cambiar lo que no te gusta. ¡Gracias por pasarte y comentar!
      ¡Un fuerte abrazo!
      Pamela

Añadir comentario